Propósitos de Año Nuevo | Cómo crearlos y cómo cumplirlos

0
221
propósitos de año nuevo

Año nuevo, vida nueva. Seguramente has oído y leído esta frase más de una vez. Su energía es contagiosa y lo ideal es que no quede en solo palabras. Por eso, en este artículo te vamos a contar algunos tips para que tus propósitos de Año Nuevo sean un éxito.

La idea es establecerte objetivos que hagan tu año más interesante y motivado. Puede ser un cambio de look, comer saludable o renunciar a tu trabajo de una vez y tomarte un gap year… Las posibilidades son infinitas, pero vayamos por partes.

¿Cómo hacer tu lista de propósitos de Año Nuevo?

como hacer una lista de propósitos de año nuevo

Los propósitos de Año Nuevo son la excusa perfecta para comenzar de una vez los cambios que has querido hacer en tu vida. Vamos, que los días son solo números en el calendario, pero ya que empieza un nuevo año, qué mejor que aprovechar la motivación para planificar lo mejor para nosotros.

Antes de poner manos a la obra, lo primero que hay que hacer es observar tu presente. Un poco de meditación e introspección viene muy bien para identificar qué conseguiste este año, qué quedó pendiente y qué es lo que más necesitas. En el mejor de los casos, terminas haciendo tu proyecto de vida.

Aprovecha la tecnología para hacer una lista en tu celular, a manera de borrador, con las cosas que quisieras conseguir el año entrante. El punto está en hacerlo, para que los propósitos de Año Nuevo no queden en meras intenciones.

Si eres de la vieja escuela, puedes pedir como regalo de Navidad una agenda en la que irás anotando, con fecha estimada, lo que quieres lograr. Debe haber un punto de equilibrio entre el realismo y la emoción para mantener esa motivación propia del fin de año.

7 ejemplos de propósitos de Año Nuevo para darle más chispa a tu vida

propósitos de año nuevo

Quizá quieres hacer tu lista de propósitos de Año Nuevo y, aunque ya están en tu cabeza, no sabes cómo acomodarlos fuera de ella para que los recuerdes con claridad y mantengas las ganas de cumplirlos.

Sin dejar de ser realistas, muchos de los objetivos que te propongas también pueden ser originales. Aquí te vamos a dejar una lista de 7 ejemplos para que te hagas una idea y te ayude a organizarte.

1. Aprender a decir no

aprender a decir no Esto, aunque pocas veces se toma en cuenta, es quitarse un enorme peso de encima. Muchas veces, por evitar momentos tensos, terminamos accediendo a hacer cosas que en realidad no queremos y el malestar se queda en el cuerpo.

Esto suele suceder en un trabajo estresante, en las relaciones de pareja, en la convivencia con tus roommates y en cualquier ámbito que te puedas imaginar. Lo importante es practicar la comunicación asertiva.

Y si definitivamente no se te facilita rechazar las cosas, siempre puedes buscar ayuda profesional. ¡Te sentirás con mas control en tu vida!

2. Incursionar en el vegetarianismo

hacerse vegetariano

No es lo mismo hacerte vegetariano, que hacerte el vegetariano (chiste tonto). Pero si, por diversos factores, decides dejar de comer animales, ¡enhorabuena! No solamente tendrás una dieta saludable, también tendrás la tranquilidad de que con tu alimentación nadie más sale herido.

Intenta de a pocos; no te prives tan súbitamente de todo lo que quieres dejar, porque puede ser contraproducente. Es solo cuestión de hábitos y lo cierto es que tu cuerpo y tu mente se sentirán mucho mejor.

3. Experimentar nuevas recetas

probar comidas distintas

Si te has cansado de comer lo mismo de siempre, prueba variando el menú. Ya sea que cocines tú, tu mamá o tu pareja, propón cocinar algo nuevo, por más raro que se vea. Si te gusta, repites y si no, pues no.

La gastronomía española, por ejemplo, es muy variada. O puedes experimentar con comida de Australia si quieres «ir más lejos». Y si quieres algo fuera de tu zona de confort, nada como los platos japoneses. Además de salir de la rutina, vas a probar cosas nuevas y te vas a quedar con ganas de más.

4. Desarrollar tu lado artístico

hacer un taller de arte

Explorar tu creatividad es un excelente propósito de Año Nuevo. Pero lo mejor es pasar de la idea al hecho.

A lo mejor tienes una voz prodigiosa para el canto y aún no lo sabes. Quizá aprender escultura o cerámica te abra paso a emprender un negocio de artesanías. Tal vez descubras que la fotografía es tu pasión.

Es cuestión de tener en claro qué te atrae más y encontrar algún curso online o presencial. Siempre es bueno experimentar y ejercitar tu creatividad, de eso no hay duda.

Aquí hay unas muy buenas opciones que nuestros amigos de GrowPro tienen diseñadas para que vivas una experiencia de estudios en el extranjero inolvidable. Cuando armas tu presupuesto en línea, sus Students Advisors te cuentan los detalles sobre cómo iniciar esa gran aventura. ¡Cliquea en la que más te atraiga!

5. Ser más sociable

cómo vencer la timidez

A muchos nos cuesta siquiera iniciar una conversación, aunque sea para preguntar por la hora o dónde está el baño. Pero ganar un poco de seguridad siempre es una ventaja para lo que sea: una entrevista de trabajo, conocer gente nueva o a tu media naranja.

Este es uno de esos propósitos de Año Nuevo que toman tiempo y requieren de otras acciones para lograrlo. A lo mejor necesitas consultar con un psicólogo o hacer algún taller de teatro u oratoria para poder desenvolverte mejor.

6. Adoptar una mascota

adoptar una mascota

¿Un gatito? ¿Un perrito? ¿Un hámster? Si te gustan los animalitos, ¿por qué esperar? Ya sabemos que no es una decisión a la ligera, pues estamos hablando de un ser vivo. A lo mejor vives en una casa muy pequeña o tienes alergia, pero siempre hay alguna mascota acorde a tus posibilidades.

Eso sí, ten en cuenta el tiempo y el dinero que hay que invertir en alimentación, medicamentos, accesorios, etc. Te puedes ahorrar los gastos de escuela y vestimenta, pero no deja de ser una demanda de energía que hay que estar dispuesto a aceptar.

Lo que más nos gusta y recomendamos: adopta, no compres.

7. Viajar fuera del continente

viajar como propósito de año nuevo

Viajar te hace feliz y no hay discusión que valga. Este es uno de los propósitos de Año Nuevo más clásicos, pero puedes ponerle tu sello personal, porque tipos de viajeros y de viajes hay infinidad.

Puedes irte a estudiar en otro país, incursionar en turismo sostenible, hacerte nómada digital o simplemente irte de vacaciones solo o en compañía. Puedes elegir destinos como Nueva Zelanda, Malta, Singapur, Irlanda… De esos cuya capital seguro desconoces.

Y para facilitarte un poco la búsqueda, te dejamos nuestras oportunidades favoritas para que el Año Nuevo te tome en tierras lejanas. ¡Solo dale clic a la que más te guste para conocer toda la info!

Consejos para cumplir tus propósitos de Año Nuevo y no fallar

cómo cumplir los propósitos de año nuevo

Ahora que tienes una idea de qué propósitos de Año Nuevo podrías complir y cómo hacer tu lista, te queremos guiar para que no pierdas el rumbo ni la motivación.

Muchos estudios revelan que es muy poco el porcentaje de personas que cumplen con sus objetivos trazados a fin de año. Tómalo como un desafío y sé parte de esa minoría que sí lo logra. Para eso, te dejamos estos consejos que te van a servir para no morir en el intento.

Sé realista con tus propósitos de Año Nuevo

ser realista Establece propósitos de Año Nuevo que sean viables. No te decimos que te limites, pero a lo mejor no llegues a comprarte un helicóptero ahorrando todo el año. A veces tenemos sobredosis de optimismo y nos trazamos metas demasiado grandes.

Aquí lo mejor es analizar bien tus posibilidades y delimitar. De esta forma vas a poder enfocarte mejor en tomar las acciones necesarias para cumplir tus propósitos. Insistimos, no te conformes con cosas muy pequeñas, pero tampoco te vayas muy arriba.

Sé flexible

tolerancia a la frustración

Las decisiones hay que tomarlas con la cabeza fría siempre. La algarabía del fin de año (a.k.a. el champán) muchas veces nos alienta a desear lo mejor y plantearse propósitos de Año Nuevo que pintan súper.

Lo malo viene cuando la motivación disminuye con el transcurso de los meses y a esto se le suman otros factores externos, como una pandemia mundial por ejemplo. La vida es un constante cambio de planes y, a veces, hay que aceptar que todo no se puede, o se puede, pero de otra forma que hay que descubrir.

Especifica tus propósitos de Año Nuevo

lista de propósitos de año nuevo

Bajar de peso o hacer ejercicio en casa está muy bien. Pero puede sonar a mucho y a la larga te desmotive, porque no tienes muy en claro qué es lo que realmente quieres conseguir.

En este caso, a la hora de hacer tu lista de propósitos de Año Nuevo, además del «título», debes especificar más y delimitar las acciones qué debes tomar para conseguirlos.

Por ejemplo, si se trata de bajar de peso, que sean 5 kg los dos primeros meses y, con base en ello, seguir el mismo esquema hasta la meta deseada. Si quieres dejar de beber alcohol, puedes reducir la cantidad de vasos que tomas en una reunión, por ejemplo.

No le temas al cambio

miedo a los cambios

Puede que los cambios, sobre todo los más grandes, te generen un poco de estrés. El miedo a lo desconocido es natural, pero a veces nos sabotea la vida. Te puede sonar cliché, pero si hacer algo te da temor, hazlo con temor, pero no lo abandones.

La satisfacción que te da saber que has vencido ese obstáculo tan grande es indescriptible. Además, ¿eres tú la misma persona de hace 10 años? Todo cambia y es inevitable. Si uno de tus propósitos de Año Nuevo implica grandes cambios, ¡a por él!

Comparte tus propósitos de Año Nuevo

compartir propósitos de año nuevo

Más allá de escribir tus propósitos de año nuevo en un lugar visible y al que puedas acceder frecuentemente para que no los olvides, el trabajo en conjunto es mejor. Para esto, puedes elegir una persona de confianza como tu madre, tu pareja o tu mejor amigo o amiga.

El punto es tener a alguien que te pueda recordar qué objetivos tienes para que no se te olviden, que no te desvíes y, mejor aún, que te ayude a conseguirlo. Cuéntaselos, comparte tu lista o háganla juntos y ayúdense mutuamente.

Desarrolla tu autocontrol

cómo tener autocontrol

Quizá debería ser el primero de los propósitos de Año Nuevo para poder cumplir con los otros. La única decisión que importa es la tuya y, como dijo el tío Ben, un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Si te planteaste ahorrar para viajar y tienes una meta específica, contrólate y evita comprar cosas que realmente no necesitas. Esto aplica, como te dijimos, para todos los otros propósitos. Ve paso por paso para no abrumarte.

Recompénsate por cumplir tus propósitos de Año Nuevo

cumplir propósitos de año nuevo

El hecho de lograr cualquiera de tus propósitos de Año Nuevo es en sí una recompensa, pero también es la excusa perfecta para mimarte con algo extra. ¡Te lo mereces! Además, los pequeños autorregalos te mantendrán con motivación para afrontar nuevos retos.

Y es que sabemos que cumplir algún objetivo no es tarea sencilla, así que date un gusto, pero no te duermas en tus laureles. Recuerda que los desafíos constantes les dan emoción a nuestras vidas.

Si te pones a pensar, es un montón lo que puedes conseguir si te lo propones, y qué mejor que empezar a generar cambios en ti con los propósitos de Año Nuevo. Nunca dejes de crecer en los estudios, el trabajo, pero sobre todo a nivel personal.

Cuéntanos cómo te va. ¡Te acompañamos y nos leemos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here