Técnicas para desarrollar la creatividad | Libera de una vez tu lado creativo

0
841
Técnicas para desarrollar la creatividad

Vivimos en un mundo donde parece que todo ya ha sido creado, incluso las ideas más estrafalarias. Por eso, estimular la imaginación es fundamental. En este artículo te vamos a explicar 5 técnicas para desarrollar la creatividad, especialmente enfocadas en el mundo digital y del emprendimiento.

Sin embargo, estas herramientas no solo sirven para los emprendedores. Si te dedicas a una carrera de arte, por ejemplo, estas estrategias para estimular la creatividad te vendrán de maravillas. Quién sabe, tal vez te sirvan para diseñar un book creativo que te consiga tu próximo trabajo.

La creatividad es como un músculo: cuanto más la pones en práctica, mejor te sale. Además, si la practicas lo suficiente, se convierte en un hábito. Si quieres ser esa persona que se destaca del resto, continúa leyendo.

5 técnicas que te ayudarán a desarrollar tu creatividad

1. Brainstorming

tecnicas-para-desarrollar-la-creatividad

La lluvia de ideas (más conocida por su nombre en inglés, brainstorming) es una de las técnicas para desarrollar la creatividad más usadas en el mundo empresarial. Sin embargo, también es de las peores implementadas.

El brainstorming es una estrategia para generar ideas de forma grupal, pero también se puede utilizar de modo individual. En ese caso, tal vez quieras practicarla mientras escuchas música para estudiar.

Bueno, y ¿en qué consiste la lluvia de ideas? Se plantea un problema o una necesidad, y se anotan todas las soluciones o ideas que surjan en la mente. Relee la última oración. Su palabra clave es «todas».

El secreto de esta técnica es eliminar esa vocecita en nuestra cabeza que dice «esto es una mala idea». El padre de esta estrategia, Alex Osborn, estableció las 4 reglas del brainstorming:

  • Apuntar a producir muchas ideas.
  • Suspender cualquier tipo de críticas.
  • Abrazar a las ideas locas.
  • Combinar ideas distintas.

2. Los 6 sombreros

Estrategias-para-ser-mas-creativo

Edward de Bono es un reconocido escritor y psicólogo maltés, egresado de la Universidad de Oxford. Entre sus técnicas para desarrollar la creatividad más destacadas, se encuentra esta metáfora de los 6 sombreros.

Para aplicar esta estrategia, debes contar con un grupo de seis personas. A cada una le darás un sombrero distinto y deberá asumir el rol que le ha tocado. Hay perfiles de compañeros de trabajo que se adaptarán a la perfección al sombrero que tengan, pero luego pueden intercambiarlos y probar otros papeles.

La técnica de los 6 sombreros está basada en la idea de que hay muchas perspectivas desde las que abordar un problema. Si se juntan todas, se obtiene una visión esclarecedora de 360 grados.

El objetivo es que cada sombrero tenga un color distinto, que representa una manera de pensar. ¿Cuáles son las perspectivas de cada uno de los colores? Veamos:

  • Azul: se trata de un color que transmite frialdad, orden y racionalidad. Quien tenga puesto este sombrero tendrá el rol de «moderador» del encuentro. Deberá gestionar los intercambios del grupo.
  • Blanco: es un color neutro. La persona que utilice este sombrero deberá ser lo más objetiva posible. Para sus planteos debe usar cifras y datos. En cambio, tiene vedadas las opiniones y las emociones.
  • Verde: en este caso se transmite crecimiento, ya que es el color de las plantas. Este sombrero genera nuevas ideas, por más absurdas que parezcan. Algo así como el representante del brainstorming que mencionamos unas líneas más arriba.
  • Rojo: es el color que representa las emociones. El portador de este sombrero será el integrante más irracional del grupo y deberá seguir su intuición e impulsos morales.
  • Amarillo: se trata del color más optimista, el de la luz. Su misión es mirar el lado luminoso de las ideas. No debe caer en la ingenuidad, pero sí partir de las ventajas de un planteo.
  • Negro: es todo lo contrario al amarillo. Esta manera de pensar es súper crítica y conservadora. Su papel es encender las alarmas ante lo peligroso, lo ilegal y lo riesgoso de una idea.

3. Técnica Molière

tecnicas-para-desarrollar-la-creatividad

Esta técnica debe su nombre a Molière, el famoso poeta y dramaturgo francés del siglo XVII. También se la conoce como «llamada al profano» o la técnica de los ojos limpios. ¿Ya te puedes imaginar de qué se trata?

Para utilizar esta técnica, esto es lo que deberás hacer:

  • Describir el problema o reto a superar.
  • Reclutar a un grupo de personas ajenas a tu proyecto.
  • Presentarles lo que has escrito y pedirles su opinión.
  • Anotar todo lo que digan.
  • Filtrar las ideas que tengan, bajo el tamiz de tu experiencia.
  • Elegir los mejores planteos.

De esta manera, ocurrirá algo similar a cuando tu mejor amigo o amiga te plantea un problema que lo desvela. Desde afuera, tú puedes verlo con una perspectiva completamente distinta, que él o ella no puede por estar en el lodo.

Hay trabajos estresantes en los que es difícil detenerse un momento a observar qué es lo que ocurre. En el caso de tu emprendimiento o proyecto, una persona que no participa en él tendrá una visión fresca y nueva. Eso puede aportar luz en la oscuridad en la que te encuentras.

4. Método Walt Disney

tecnicas-para-desarrollar-la-creatividad

Walt Disney tuvo muchas ideas creativas. Sin embargo, también era su crítico más feroz. El experto en programación neurolingüística, Robert Dilts, recogió esta característica de la personalidad para crear el método Walt Disney, una herramienta para estimular la creatividad.

De alguna manera es similar a los 6 sombreros de los que hablamos anteriormente. En este caso, son solo tres roles distintos, que deben entrar en acción en el siguiente orden:

  • El soñador: en la primera fase, hay que dar rienda suelta a la creatividad. Ten en cuenta que en esta instancia todas las ideas son buenas.
  • El realista: ahora llegó el momento de bajar al planeta Tierra. ¿Es posible realizar esa idea? ¿Qué se necesitaría para hacerlo? ¿Cómo podemos medir su éxito o fracaso? En síntesis, hay que analizar las ideas y darles más desarrollo.
  • El crítico: por último, llega el verdugo. Aquí se deben ver los puntos débiles de cada idea. ¿Se ajusta al perfil que estamos buscando? ¿Qué riesgos implica? ¿Podemos pagar su implementación?

Con esta técnica, es posible que concibas increíbles ideas de negocios. O tal vez no, pero al menos cada idea pasará por tres momentos diferentes, y el producto final tendrá una dosis de cada uno.

5. SCAMPER

como-tener-ideas-creativas

La última de las técnicas para fomentar la creatividad se conoce cómo método SCAMPER. Es una estrategia que permite dar vuelta por completo a una idea y mejorar un 100%.

Se trata de una lista de preguntas que hay que hacer, una especie de checklist por el que toda idea debe pasar. SCAMPER es un acrónimo de: Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Poner otros usos, Eliminar y Reordenar.

Cada uno de estos verbos son perspectivas distintas, e incluyen un universo particular de preguntas. A continuación mencionaremos ejemplos de preguntas que pueden incluir en cada uno, pero tú deberás elegir o inventar las que mejor se adapten a tu proyecto.

  • Sustituir: ¿Qué ocurrirá si sustituimos un proceso por otro? ¿Podemos utilizar otros materiales? ¿Qué cosas no se pueden cambiar? ¿Es posible apuntar a un público distinto?
  • Combinar: ¿Puedo combinar distintos equipos de trabajo? ¿El producto X se llevará bien en un combo por el producto Y? ¿Qué combinaciones pueden reducir costos? ¿Hay alguna otra empresa con la que podamos trabajar combinando nuestras especialidades?
  • Adaptar: ¿Es posible adaptar nuestros métodos de trabajo a la demanda de nuestros empleados? ¿Puedo adaptar un producto para que cumpla alguna otra función? ¿Puedo adaptar una técnica de producción más rentable que se utiliza en otro país?
  • Modificar: ¿Cómo se puede modificar el packaging de un producto para que sea más acorde al perfil de nuestros clientes? ¿Qué cambios puedo introducir en un determinado equipo de trabajo?
  • Poner otros usos: ¿Es posible hacer publicidad en otros soportes? ¿Puedo reutilizar ideas de un producto discontinuado? ¿Qué se puede hacer para sacar más provecho de las reuniones con los clientes?
  • Eliminar: ¿Hay algo que esté «de más» en determinado servicio? ¿Qué tareas se pueden eliminar para alivianar la carga de trabajo? ¿Es posible subcontratar a alguien para realizar determinada función?
  • Reordenar: ¿Es posible reordenar el calendario de reuniones para que sean más espaciadas? ¿Se puede optimizar la fabricación de un producto reordenando sus pasos? ¿Se puede mejorar la distribución de los escritorios de una oficina?

Antes de irnos, queremos darte una última recomendación. ¡Nada como salir de tu zona de confort para estimular tu creatividad! Y es que si quieres profundizar en el tema, deberías considerar estudiar en el extranjero.

Nuestros amigos de GrowPro Experience ofrecen excelentes cursos de negocios, emprendimiento y marketing para que aprendas de estos temas con los mejores profesores.

¿Te gustaría estudiar en Australia, Nueva Zelanda o Canadá? Simplemente haz clic en la experiencia que más te atraiga y, tras completar un breve formulario, recibirás un presupuesto personalizado y sin cargo.

Bueno, ya hemos explicado las 5 técnicas para desarrollar la creatividad que cambiarán tu forma de abordar los problemas. Ahora, ¡solo es cuestión de que las pongas en práctica!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here