Estudiar y trabajar en el extranjero | ¡Todo lo que necesitas para lograrlo!

0
71
Estudiar y trabajar en el extranjero

¿Estás buscando una experiencia más atrevida? ¿Algo que no solo sea divertido, sino que te nutra el alma y crezcas profesionalmente? Dos acciones en un mismo lugar: estudiar y trabajar en el extranjero.

Si lo has pensado, pero no sabes por dónde empezar ¡no te estreses! Te explicaremos todo lo que necesitas saber para la gran aventura de tu vida. ¡Tienes todo para lograrlo!

En este artículo no solo te daremos los datos que necesitas saber, sino que también te reiteraremos las razones -que seguro ya conoces- por las cuales hay que atreverse a buscar nuevas vivencias, porque te cambian la vida.

También te recomendaremos los mejores destinos por si has decidido irte pero aún no sabes a dónde. Si te llaman los países ecológicos o te inclinas más por los países con mejor calidad de vida, pero no estás seguro, te ayudaremos un poco más. ¿Estás listo? Pon un poco de música para concentrarte y toma nota.

Todo lo que necesitas para estudiar y trabajar en el extranjero

Lo que necesitas para estudiar y trabajar en el extranjero

Empezaremos por pasos para no marearte. Disclaimer: Ya te imaginarás que no todo es diversión a la hora de irse a estudiar y trabajar en el extranjero. Tendrás que pasar por trámites engorrosos y tomar más de una decisión. Pero tranquilo, no es tan trágico. Ahora sí, empezamos con todo lo que necesitas saber para estudiar y trabajar en el extranjero:

Busca información y toma decisiones

Internet es tu mejor herramienta a la hora de informarte y para esto no es la excepción. Haz que tu idea pase a ser un proyecto y el primer paso, por más pequeño que sea, es buscar toda la info necesaria en Google. Paradójicamente, leer este artículo forma parte de buscar esa info… Infoception. Para eso, plantéate estas preguntas elementales:

  • ¿Qué quiero estudiar?
  • ¿Cuánto me cuesta el curso que quiero estudiar?
  • ¿A dónde quiero ir?
  • ¿Cuál es el costo de vida de allá?
  • ¿Cómo es el clima, la gente, la vida allá?
  • ¿Podré trabajar en algo que me guste?
  • ¿Cuánto tiempo me quiero quedar?

¿Quieres algunas buenas opciones para estudiar y trabajar en el extranjero? Aquí te dejamos unas increíbles experiencias en dos países con grandes oportunidades. Echa un ojo, quizá te facilitamos la vida más de lo que crees…

Una vez que tengas una respuesta clara, o por lo menos provisoria a estas preguntas, ¡felicidades! Acabas de superar «la primera hoja en blanco» de este proceso para estudiar y trabajar en el extranjero.

Ya con un destino definido y sabiendo algo sobre él, habrás encontrado que el requisito principal es el visado, pero antes de eso tendrás que haberte matriculado en una escuela para poder solicitarlo.

Sí, hay que hacer los trámites.

Repite con nosOtros: Sin visa no hay paraíso. Es un mantra. Como tu objetivo en este caso es estudiar y trabajar en el extranjero, vas a tener que escoger un tipo de visa que te permita ejercer estas dos actividades de forma legal.

Cada país varía en sus modalidades, por eso es importante que tengas definido el destino de tus aventuras más extraordinarias… En vista de que la retórica no es lo nuestro, sigamos con lo que estábamos: El visado.

Por ejemplo, si vas a Canadá con una visa para estudiar inglés, no podrás trabajar. Esto no ocurre en Australia o Nueva Zelanda, por ejemplo. Pero de eso hablaremos más adelante.

Lo que sí es necesario, y perdona que insistamos en esto, es tener en claro a dónde vas y conocer los requisitos que te pide el gobierno del país que escojas, entre ellos haberte matriculado en una escuela y, por supuesto, tener el pasaporte y los papeles al día.

Prepara tus maletas.

¿Te aprobaron la visa? ¡Excelente! Lo peor ya pasó, ahora tu tarea es buscar los vuelos más convenientes para irte a estudiar y trabajar en el extranjero. Puedes encontrar mucha info útil sobre pasajes baratos a Australia, Canadá o Nueva Zelanda si elegiste a uno de ellos como destino. También puedes echarle un vistazo a plataformas como Skyscanner para enterarte de ofertas en vuelos.

¿Te acuerdas que te sugerimos averiguar sobre el clima de tu destino? Bueno, eso es para saber qué poner en tu maleta y equipaje de mano. Depende mucho de la época del año, quizá vas por algún cursos breve y trabajes en verano. O quizá necesites algo de abrigo. Pero no enloquezcas, optimiza el espacio y, lo que necesites, podrás comprarlo allá.

¿Dónde quedarte?

Llegó el día de tu vuelo. Abrazaste a tus padres, a tus amigos, trataste de no llorar. Ahora empieza la aventura de verdad. «El valor para marcharse, el miedo a llegar» dice el verso de una famosa canción española, pero dejaremos de insistir en la retórica. Lo único que te aconsejamos es perder el miedo.

Para estudiar y trabajar en el extranjero, sea donde sea, necesitarás un lugar dónde dormir. Para esto te recomendamos, primero, reservar una vez estando allá. Son muchos los casos en que te muestran algo en foto y en vivo y en directo es otra cosa.

Las mejores alternativas para hospedarse, al menos al principio son los albergues para estudiantes extranjeros, los hostels y las casas de familias, o también llamados homestays. Esto te da tiempo para que puedas buscar algo más cómodo, como un piso compartido con roomates en la misma situación que tú.

Lo importante es que tengas dónde pasar las noches. Y lo mejor es que conocerás gente nueva y potenciales amigos, a la par que practicas tu inglés, si se da el caso. Si no, el intercambio cultural es inminente de todas formas.

¿Estás buscando cursos de inglés? ¡Mira! Esto te va a emocionar:

Ventajas de estudiar y trabajar en el extranjero

ventajas de estudiar y trabajar en el extranjero

Si la parte de los trámites no es problema para ti, entonces tienes todo a tu favor. Pero si aún no te convence del todo la idea de estudiar y trabajar en el extranjero, ahora te vamos a explicar por qué es importante viajar y llenarse de cosas nuevas e increíbles. Estas son las ventajas que sí o sí debes aprovechar:

Tendrás más historias que contar

No queremos sonar clichés, pero si de algo estamos seguros, y no lo decimos nosotros, es que no hay nada mejor que sumar historias que contar. Esto sucede solo si decides de una vez dejar el nido. Pues de otra forma, nada interesante pasará en tu vida, a menos que te empiecen a crecer raíces en los pies.

Conoces gente de todo el mundo

Ya te lo veníamos anticipando en el apartado anterior. Tendrás tus primeros contactos con gente de otros países. En ciudades tan cosmopolitas como Sydney o Toronto, estamos seguros de que conocerás más extranjeros que en tu propio país. Y si te fijas bien, tú también habrás pasado al club de los extranjeros.

Perfeccionas tu segundo idioma, si es el caso

De la mano con lo anterior, al irte a estudiar y trabajar al extranjero también perfeccionas tu segunda lengua si vas a Nueva Zelanda, Irlanda o Canadá. En este último se habla inglés y francés. La misma necesidad de utilizarlo hará que en cuestión de semanas sea pan comido.

Mejoras tu calidad de vida

Los destinos más recurrentes para estudiar y trabajar en el extranjero se caracterizan por tener un nivel de vida superior al país de origen. Gracias a tu capacidad de adaptación, en poco tiempo notarás que se puede vivir mejor. Esto, sin lugar a dudas, te hará crecer a nivel profesional y personal.

Conocerás nuevos lugares, culturas, historias

¿Amante de la comida? Imagínate descubrir nuevos manjares nunca antes imaginados. Sin importar el tipo de viajero o viajera que seas, tu mente se expande y asimilas nuevos conocimientos y hasta adoptas nuevas costumbres. Todo suma, ese conocimiento te será muy útil y enriquecedor.

Tu CV se superpotencia

De esto no hay discusión que valga. Cuando vuelves de estudiar y trabajar en el extranjero, llevas contigo un currículum mejorado a la N potencia. Pero, vamos despacio, que para conseguir esto, hay que esforzarse y no dejar de moverse, sobre todo en lo que a trabajar respecta.

No importa si no tiene que ver con tu carrera, la experiencia pule tus habilidades, comunes a cualquier especialidad. Así que no olvides actualizar tu currículum al volver de tu experiencia.

No hay marcha atrás

Podríamos decir que es adictivo. Una vez que viajas solo y dejas tu zona de confort, no hay vuelta atrás. Si decides volver, te aseguramos que te quedará picando un bichito en los pies por emprender una nueva aventura.

Y todo esto, querido lector o lectora, es una excelente señal. No dejarás escapar la oportunidad de seguir creciendo y dejando huellas por donde vayas. El mundo ya es tuyo. ¿Más opciones? Estas también te van a encantar. ¡Dales clic!

Ahora te vamos a hablar un poco de los mejores lugares para estudiar y trabajar en el extranjero. Conoce un poco más de ellos, pues seguro te vas a animar por uno (o más de uno) cuando sepas lo que tienen para ofrecerte.

Estudiar y trabajar en el extranjero: Australia

Estudiar y trabajar en Australia

Estudiar y trabajar en Australia puede que sea la mejor decisión de tu vida. Es un país muy flexible con su oferta para extranjeros, por lo que la diversidad cultural es muy, pero muy amplia. Seguramente ya habrás oído que es la meca del surf y muchos otros deportes, además de contar con ciudades muy lindas como para quedarse a vivir.

No solamente podrás estudiar inglés. En Australia también tienes la posibilidad de hacer cursos VET (vocacionales) que te permiten trabajar legalmente durante tu estadía. La visa de estudiante y la Work and Holiday son las que necesitas para estudiar y conseguir un empleo a la vez.

¿Te has decidido por Australia pero aún no sabes qué estudiar? Échale un vistazo a estas experiencias:

Estudiar y trabajar en el extranjero: Canadá

Canadá

Este es otro de los países más top entre los tops que recibe extranjeros en busca de oportunidades. Cuna de hermosos paisajes y deportes de aventura, Canadá ofrece variedad de cursos de inglés, francés, aunque su gobierno no permita trabajar mientras los estudias.

¡Pero no te desanimes! Porque sí es posible ejercer un empleo si cursas un Career Program (COOP) o para un certificado, como Marketing, Business Administration, International Trade y muchos más.

Otra ventaja de Canadá como destino para estudiar y trabajar en el extranjero, es que debido a su cercanía con Latinoamérica, supone un ahorro económico si provienes de esa zona. Sin contar con las maravillosa ciudades y su gente. Para lograrlo, necesitas una visa  de estudiante o una Working Holiday.

Y aquí abajito te ponemos estas experiencias súper recomendables si tu elección es Canadá:

Estudiar y trabajar en el extranjero: Nueva Zelanda

Estudiar y trabajar en Nueva Zelanda

¿Fan de la saga de El señor de los anillos? ¡No se diga más! Este es tu destino ideal para estudiar y trabajar. Nueva Zelanda es un país pequeño geográficamente, pero un gigante en desarrollo.

Su cercanía con Australia hace que compartan ciertas costumbres. Pero en la tierra de los kiwis encontrarás, no solo hermosas ciudades, también grandiosos parques nacionales con lagos y montañas, como el Monte Cook o el parque Abel Tasman.

Para no tener problemas con la ley neozelandesa, la visa que debes solicitar es una de estudiante, que te dura lo que dure el curso que elegiste, o una Working Holiday, que tiene vigencia de un año, aunque para trabajar te dura, en total, seis meses. Con el tiempo restante, tienes permitido viajar y exprimirle el jugo a tu estancia. Un golazo.

¿Te atrae más Nueva Zelanda? ¡Métele clic a cualquiera de estas alternativas! No hay desperdicio:

Estudiar y trabajar en el extranjero: España

Estudiar y trabajar en el extranjero: España

Si estudiar inglés no está en tus planes y prefieres algo en tu mismo idioma, España es tu mejor opción para estudiar y trabajar en el extranjero. Con hermosas ciudades, cuya cultura ha trascendido a lo largo de la historia, la oferta educativa y laboral española es muy variada y aprovechada por quienes se animan a dar un gran paso.

El sistema educativo español se ha vuelto un referente a nivel europeo y mundial. A menudo encontrarás cursos de demanda actual como Marketing Digital, Diseño, Negocios, etc. En niveles de pregrado, posgrado y diplomados. La visa para España que requieras, dependerá de cuánto tiempo te quedes y si vas a trabajar, claro.

Ya sabes qué hacer si te inclinas más por España 😉 He aquí algunas de las mejores opciones:

Estudiar y trabajar en el extranjero: Irlanda

Dublín, Irlanda

Cada vez más, Irlanda está escalando en las listas de destinos favoritos para estudiar y trabajar en el extranjero. Pocos se atreven a cuestionar la extraordinaria tradición y cultura irlandesa sin temor al castigo de los dioses del Valhalla.

La Isla Esmeralda cuenta con atractivos que cautivan a los amantes de la historia y, por qué no, de la cerveza y el whisky. Pero no todo es celebración y tréboles en Irlanda. Las oportunidades de perfeccionar tu inglés y pasar un tiempo trabajando también son variadas y están atrayendo a cada vez más jóvenes.

El visado que te conviene para estudiar y trabajar es la Work and Study Visa. La ventaja es que, a diferencia de Canadá, aquí sí puedes conseguir un empleo de forma legal mientras estudias inglés. Sencillamente, otro golazo.

Y, por supuesto, también tenemos experiencias en Irlanda ¡Mira!

Sin duda, la experiencia de estudiar y trabajar en el extranjero te trae muchísimas ventajas. De lo único de lo que te puedes arrepentir es de no haberte atrevido. Como ya te dijimos, es un viaje de ida solamente y a partir de ahí, comenzarás a sumar más y más historias y ganas de seguir viajando y creciendo.

Tu mente se expande cada vez más y ves el mundo con diferentes ojos. Lo más complicado es dar el primer paso, luego no habrá quien te pare. ¿Vas a atreverte? ¡Te recomendamos que sí! Queremos saber cuando regreses, cómo te fue… así que haz un diario y cuéntanos las mejores partes 😀

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here