Administración del tiempo | 8 tips para estudiar, trabajar y vivir mejor

0
6
administracion-tiempo

Que tire la primera piedra quien nunca haya dejado todo a último momento al menos una vez en la vida. Touchè. Precisamente de eso te queremos hablar hoy: la administración del tiempo. ⏳

Si la falta de atención, la procrastinación o la fatiga mental son tus demonios más poderosos, no te pierdas estos tips para gestionar mejor tu tiempo. Una vez que los apliques a tus estudios, trabajo o vida cotidiana, te lo agradecerás.

¿Qué es la administración del tiempo?

que-es-administracion-tiempo

Empecemos por lo básico. La administración del tiempo es la forma en que organizas tus actividades de modo que puedas realizarlas de la manera más eficaz.

Sabemos que el tiempo es el recurso más valioso que tenemos. ¿Por qué? No es algo que puedas guardar, transcurre inexorablemente. Incluso si trabajas como freelance, es un ítem a incluir en tus honorarios aunque sea de manera implícita.

Algunas características del tiempo que quizá no habías advertido son:

  • No es algo que se puede comprar. 💸
  • No lo puedes detener ni regresar. ⏳
  • Puede ser tu enemigo o tu mejor aliado. ☯

Ahí radica la importancia de la administración del tiempo: que es el único «control» que podemos ejercer sobre este para nuestro beneficio.

Beneficios de la administración del tiempo

beneficios-gestion-del-tiempo

Ya que mencionamos el tema del beneficio, ahora toca contarte algunas de las ventajas de la administración del tiempo eficazmente para hacer tus actividades.

Aunque parezca una obviedad, organizar tus tiempos siempre te favorecerá. Y no solo para tu productividad. Espera a ver esta lista de beneficios de la administración del tiempo:

  1. Afinar tu puntualidad
  2. Mejor calidad de tu trabajo
  3. Menos estrés y ansiedad
  4. Tu calidad de vida mejora
  5. Confías más en ti mismo/a
  6. Mejor capacidad de tomar decisiones

Y podríamos seguir enumerando. Pero en vez de que lo hagamos nosotros, lo ideal es que lo descubras por tu cuenta y te convenzas de que la administración del tiempo de manera adecuada es la clave para dar un giro de 180º a tu vida.

7 consejos para administrar el tiempo y ver los cambios

Ahora que calentamos motores y hemos conocido un poco más sobre la importancia de la administración del tiempo, vamos a lo que vinimos.

Toma nota de estos 8 consejos para administrar el tiempo de la mejor manera. Lo ideal es que compruebes con tu propia experiencia los beneficios que esto significa.

1. Rompe el mito de la rutina

consejos-administracion-tiempo

Muchas veces nos dejamos llevar por mensajes publicitarios, consejos de amor y rumores sobre la rutina, la tan temida rutina.

Lo cierto es que no siempre la rutina debe tener una connotación negativa. Después de todo, los seres humanos somos criaturas de hábitos. Tu profesor del gimnasio lo confirma.

Por eso, cuando se trata de administración de tiempo, lo mejor es hacer rutinas y acostumbrarte a ellas. De este modo, crearás un hábito que te permitirá realizar tus actividades sin tener que pensarlo.

2. Establece prioridades

como-administrar-el-tiempo

¿Has oído hablar de la Matriz Eisenhower? Es una de las técnicas más eficaces para la administración del tiempo. Se basa en establecer prioridades entre tus tareas pendientes, de modo que puedas realizarlas todas de la mejor manera.

También conocida como la Matriz Importante / Urgente, fue creada por Dwight Eisenhower, el 34° presidente de Estados Unidos. El esquema consiste en realizar una matriz con 4 cuadrantes dividida en:

  1. Tareas importantes y urgentes: Son las tareas con prioridad máxima. ¡Hazlas ahora mismo!
  2. Tareas importantes, pero no urgentes: Tareas que son clave, pero no son para ayer. Programa un tiempo en tu agenda de esta semana para cumplirlas.
  3. Tareas no importantes, pero urgentes: Tareas que puedes programar para después de las tareas importantes y urgentes. Y si está en tus posibilidades, podrías delegarlas.
  4. Tareas no importantes y no urgentes: Son las que puedes, o debes, dejar para después. Si no son importantes ni urgentes, considera eliminarlas de tus pendientes.

Por eso es importante evaluar tu lista de tareas para asignarles el grado de importancia y urgencia que merecen. Así, no te paralizarás tratando de decidir por dónde empezar.

3. Dile no a la multitarea

multi-tasking

¿Acostumbrado al multitasking? Pues desacostúmbrate. ¿Alguna vez revisaste Instagram mientras mirabas una peli? ¿Eres consciente de que eso es un hábito no saludable?

Lo mismo sucede a la hora de trabajar, estudiar o hacer otras actividades. Si bien no es un hábito fácil de desterrar, es mejor decirle «no» a la multitarea.

El punto está en concentrarse en una cosa para hacerla bien. Nada del otro mundo. Ya lo decía tu abuela: el que mucho abarca, poco aprieta.

4. Usa la tecnología a tu favor

apps-para-organizar-tiempo

Si actualmente existen apps para viajar, para ahorrar y hasta para ligar, por supuesto que también hay apps de productividad para la administración del tiempo. Y no son pocas…

Quizá decidiste trabajar desde casa y te cuesta establecer horarios para no enloquecer y terminar «viviendo en el trabajo». Algunas de las mejores apps que te ayudarán a organizarte mejor son:

  • Google Calendar: crea alertas para no olvidar citas, tareas y deadlines.
  • TickTick: crea listas para el trabajo, estudio, hogar y ordénalas por prioridad.
  • Habitica: si eres fan de los videojuegos, la originalidad de esta app te va a gustar.
  • To Do: esta app de Microsoft te permite crear listas de tareas y marcar las cumplidas.
  • Any.do: anota posibles tareas por ti y te ayuda a organizarte.

5. Detecta las distracciones y toma control

administracion-del-tiempo

Probablemente hayas estado revisando el documento que debes entregar y ¡ups!, por una distracción cambiaste de pestaña y estás revisando qué vas a ver en Netflix más tarde. O ya estás mirando en la tienda online cosas que no vas a comprar.

Dato 💡
El cerebro humano se concentra por unos 90 minutos y es importante que, al menos durante ese tiempo, te dediques al 100% a ejecutar y avanzar lo que tengas pendiente.

Es cierto que no somos máquinas programadas para trabajar 8 horas seguidas, pero con intervalos razonables y libres de distracciones, verás que avanzas mejor. Luego, en las pausas activas, puedes aprovechar para subir una story o acariciar a tu gato.

6. Aplica la regla de 1 minuto para tareas simples

administracion-del-tiempo

¿Te acuerdas de la Matriz Eisenhower? Pues en tu lista de tareas pendientes suelen quedar algunas simples, de esas que te toman un minuto resolverlas, literalmente hablando.

Para ponerte algunos ejemplos:

  • Poner la alarma para mañana ✔
  • Sacar una cita con el dentista ✔
  • Contestar el mensaje de tu mamá ✔
  • Responder un mail para confirmar recepción ✔
  • Sacar el polvo del teclado y el mouse ✔

Son pequeñas cosas que, aunque parezca insignificante, te mantienen en estado de alerta hasta que te las saques de encima, ocupando la «memoria RAM» de tu cerebro. Como ves, no son nada complicadas, así que vence al monstruo de la procrastinación y libérate de esos pequeños pendientes.

7. Fracciona los proyectos y ponte metas diarias

consejos-para-organizarse

Es completamente normal que no puedas resolverlo todo en un día. Paralelamente al trabajo o el estudio, también tenemos tareas domésticas, rutinas de ejercicios, mascotas que atender y un largo etcétera.

Por eso, es muy probable que ciertos pendientes no los vayas a terminar en el día y no debes sentirte culpable por dejarlos para mañana. No es pereza, es realismo. Y saber fraccionar proyectos es parte de la administración del tiempo.

De este modo, evitas frustraciones por no cumplir las metas diarias que te propones. Por ejemplo, aquí están algunas metas diarias que son más sencillas de cumplir:

  • Avanzar 10 páginas de tu escrito ✔
  • Enviar todos los mails pendientes ✔
  • Hacer el check-in de tu viaje ✔
  • Limpiar tu galería de imágenes ✔

Así que el realismo es el eje entre fraccionar proyectos y ponerte objetivos diarios. El equilibrio es un hábito de vida saludable, y lo importante es empezar a practicarlo.

8. Haz pausas activas

pausas-activas

Más arriba te mencionamos las pausas activas. Son breves momentos de descanso durante la jornada laboral para recargar energía. Sin embargo, no se trata de solo cortar momentáneamente con las actividades.

Para tu salud, las pausas activas son muy importantes, pues ayudan a prevenir el estrés y malestares musculares producto de la mala postura que solemos tener frente a la PC y el  constante estado de alerta en el que vivimos la mayor parte del día.

Algunos de los beneficios de las pausas activas son:

  • Relajan los músculos y la vista
  • Previenen el estrés
  • Estimulan la buena circulación
  • Rompen con el estado de «piloto automático» y favorecen la concentración

La idea es no permanecer mucho tiempo sentado frente a la PC o haciendo la misma tarea sin descansar. Los ejercicios de relajación y elongación son principalmente para cuello, espalda y piernas.

¡El ejercicio y la buena salud pueden ser parte de tu profesión con las experiencias de GrowPro

Si eres estudiante, trabajas como dependiente, freelancer o eres nómada digital, seguramente te has topado con situaciones en las que tienes el tiempo en tu contra. Es normal. Lo que no debe ser normal es que siempre estemos corriendo por dejar todo a última hora. ⏱

Esperamos que con estos consejos tu ritmo de vida mejore y puedas tener el tiempo para hacer las cosas que te hacen feliz. Después de todo, de eso se trata la vida: de saber equilibrar.

¿Tienes algún tip en particular para la administración del tiempo? ¡Cuéntanos! ¡Nos leemos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here