Ciudad sostenible | Descubre las 10 características de estas urbes

0
39
Ciudad sostenible | 10 características de estas urbes

¡Las «selvas» de cemento pueden llegar a ser lugares salvajes! Todos moviéndose rápido, tratando de escapar de un tráfico imposible e intentando llegar rápido a nuestro nido seguro. ¿Es ese el mejor estilo de vida para una ciudad? ¡No lo creemos! Por eso, hoy te vamos a contar qué es una ciudad sostenible 🌆.

Quizás hayas escuchado el término antes, y cómo no, si resulta que muchos se han puesto la camiseta de la sostenibilidad y cada vez son más los que se suman a las acciones para cuidar el medio ambiente. ¡Incluso Leo DiCaprio se ha vuelto un ecologista famoso y está hablando del tema!

Aunque puede parecer cosa del futuro, la realidad es que vivir en una ciudad sostenible es cosa del presente gracias a una creciente consciencia ambiental, que se suma a importantes avances tecnológicos, nuevas carreras del futuro y enfoques de planeación urbana.

Y entre todo esto, nosotros, jóvenes ciudadanos, también tenemos un papel protagónico en la construcción de ciudades más justas y con mejor calidad de vida para todos. ¿Quieres conocer más sobre qué características hacen a una ciudad sostenible y cómo puedes unirte? ¡Acompáñanos y descúbrelo! 🌍

10 características de una ciudad sostenible

10 características de una ciudad sostenible

Las Naciones Unidas, en sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, están tomando la batuta para liderar a los países y a sus ciudadanos en la construcción de ciudades y comunidades sostenibles con base en 4 dimensiones.

  1. Desarrollo social: de nada sirve tener ciudades más verdes si no se mejora la calidad de vida de los habitantes.
  2. Crecimiento económico: cambiarnos el chip del consumo desmedido por uno más consciente y responsable que busque mayor equidad.
  3. Protección medioambiental: crear nuevos hábitos y rutinas que nos permitan reconciliarnos y darle amor a nuestro planeta.
  4. Dimensión institucional: las políticas de los gobiernos deben asegurar que los beneficios de las políticas verdes lleguen a todos.

¡Esto va pintando muy bien, ¿no crees?! Bueno, la práctica supone más desafíos pero ya lo decía Miley Cyrus: «la vida es cuesta arriba, pero la vista es genial». Veamos entonces cuáles son las características de las ciudades sostenibles y cómo puedes aportar tu granito de arena para su consolidación.

1. Sus habitantes viven con consciencia ambiental

Sus habitantes viven con consciencia ambiental

Una ciudad sostenible solo puede existir cuando sus habitantes están comprometidos a reemplazar viejos hábitos por unos que sean más justos y eco-friendly 🚲.

Y es que de nada vale desarrollar tecnologías, impulsar energías limpiar o promover el reciclaje si las personas no tienen intención de reajustar sus rutinas para adoptar estos cambios. ¡Es como tener la varita mágica guardada en el armario!

Como puedes notar, las ciudades sostenibles necesitan ciudadanos comprometidos con temas ambientales, que se sientan identificados con un estilo de vida más consciente frente al impacto de nuestras acciones sobre el medio ambiente.

Ellos pasan de la contemplación a la acción. Por eso, si quieres dar el primer paso en tu comunidad, puedes:

  • usar más la bici,
  • compartir los viajes en auto,
  • conocer más sobre el consumo responsable,
  • darte duchas cortas,
  • leer nuestro artículo sobre 15 acciones para cuidar el medio ambiente que te dará más ideas.

2. La calidad de vida en una ciudad sostenible es soñada

La calidad de vida en una ciudad sostenible es soñada

La razón de ser de las ciudades sostenibles está en mejorar la calidad de vida de las personas y esto es darles acceso a educación de calidad, un buen sistema de salud, un transporte público eficiente, seguridad y, por supuesto, a muchas actividades que permiten a los que viven allí sentirse plenos con la vida :).

Por ejemplo, muchas ciudades en Canadá son sostenibles. Allí las personas pueden desarrollarse en todas las áreas de su vida, tener una buena profesión, una vida social activa y mucho contacto con la naturaleza.

¿Te gustaría saber de qué se trata esto? Viajar es una excelente forma de abrir los horizontes y conocer cómo se vive en otro lado del mundo para luego replicarlo en tu realidad.

Entonces, ¿qué tal si en tus próximas vacaciones te animas a conocer Vancouver o Whistler mientras haces un curso vocacional o aprendes inglés de manera rápida? Aquí te dejamos algunas experiencias de nuestros amigos de GrowPro Experience que combinan estudio y trabajo. ¡Échales un vistazo!

3. La economía de una ciudad sostenible es principalmente local

Economía local

Las ciudades sostenibles también se caracterizan por crear sistemas productivos sostenibles y nuevos empleos para asegurar que todos en la ciudad y sus cercanías tengan los recursos que necesitan para tener una vida plena.

Y esto se logra, en esencia, fortaleciendo el comercio local 🛒. Este modelo económico premia lo artesanal y mientras más cerca esté el lugar de procedencia de lo que compramos, ¡mucho mejor!

Además de apoyar el trabajo de los vecinos de nuestra comunidad, el comercio local también reduce las emisiones de CO2 generadas por el transporte y fortalece la economía propia de la ciudad.

4. Verde que te quiero verde

Verde que te quiero verde

Las ciudades sostenibles son ciudades ecológicas. En estas, las escenas grises y escasas de vida que eran causadas por la ausencia de espacios verdes están quedando en el pasado, pues los planeadores de las ciudades se han dado cuenta de lo necesario del contacto con la humanidad y naturaleza🌲.

Por eso, una ciudad sostenible brinda espacios verdes más amplios, confortables y frescos para elevar las buenas vibras de las grandes urbes que tanto extrañaban los árboles y los parques. ¡Es como sentir el despertar de la fuerza!

Y no solo eso. Más árboles significa un mejor aire y una oxigenación de las fuentes hídricas, lo que por supuesto que nos evitaría exponernos a altos niveles de contaminación.

Con tantas áreas de esparcimiento, dan ganas de practicar yoga en el parque o tomar fotografías de la ciudad. ¡Puedes aprender a hacerlo en algunas de las ciudades más encantadoras de Australia! De la mano de GrowPro te dejamos estas experiencias para que conozcas más.

5. La planificación urbana en una ciudad sostenible es cosa seria

La planificación urbana en una ciudad sostenible es cosa seria

Una de las estrategias para alcanzar el desarrollo social del que hablamos antes es mejorando la planificación y gestión urbana de manera que sea participativa e inclusiva 💡.

Y los que se encargan de esto son profesionales de carreras del medio ambiente a los que les apasiona encontrar soluciones a los problemas medioambientales e impactar en la vida de las personas.

Ellos saben cómo administrar de forma eficiente y sustentable los recursos naturales, proponer soluciones de gestión en torno a las necesidades de la ciudad y liderar proyectos que mejoren la calidad de vida de los habitantes.

Por eso, las ciudades cada vez más demandan perfiles de este tipo. ¡Esta es una excelente motivación para estudiar un curso de Gestión Ambiental en Australia! Visita la página de Grow Pro Experience para más información.

Iniciativas para mitigar la contaminación

Si has venido siguiendo nuestros contenidos sobre Ecología, ya eres consciente de que casi todas nuestras actividades cotidianas generan un impacto sobre el medio ambiente. Y es que si lo piensas bien, día a día consumimos un gran volumen de recursos.

Desde que nos levantamos encendemos las luces de la habitación, nos duchamos con agua calientita, usamos la estufa para prepararnos el desayuno, y si no hemos comprado la bici, necesitaremos combustible para llegar a la escuela o el trabajo… y así podemos continuar describiendo los impactos medio ambientales que hacemos a diario.

Por eso, las ciudades sostenibles promueven acciones para disminuir la huella ecológica desde el nivel gubernamental hasta el individual 🍃.

7. Se promueve el turismo sostenible

Turismo sostenible

Cuando se trata de viajar, las ciudades sostenibles definitivamente promueven el turismo sostenible. Esta tendencia se trata de crear experiencias increíbles para los viajeros que brinden un acercamiento a la cultura, al ecosistema y a la diversidad de la ciudad 🌄.

Y esto tiene múltiples beneficios tanto para los locales como para los viajeros. Para los primeros, se estimula la economía, se muestran las maravillas del lugar y se crean nuevos empleos. Para los segundos, al estar en contacto más directo con el lugar que visitan, conocen de primera mano la cultura de la ciudad.

Si te animas a emprender un viaje ecológico, esto es algo que puedes hacer en Queenstown, Nueva Zelanda. Conocerás una ciudad que combina naturaleza, aventura y ciudad en los niveles perfectos para crear una experiencia de viaje inolvidable.

¿Qué tal si te animas a conocerla mientras practicas tu inglés o hacer un curso vocacional? ¡Seguro será una experiencia que cambiará tu vida! Haz clic en las experiencias de abajo para ver más información.

8. Sus construcciones son autosuficientes

Sus construcciones son autosuficientes

La tecnología ha creado la posibilidad de suplir nuestro consumo energético con energías limpias y renovables ☀️.  Las ventajas de estos se multiplican muchísimo más cuando se utilizan en los grandes edificios y construcciones de una ciudad. Eso sin contar cuando las ciudades alimentan el alumbrado público con energías limpias o cuando se opta por vehículos eléctricos.

Muchas de las construcciones en las ciudades sostenibles generan su propia energía a través de paneles solares o turbinas eólicas, por lo reducen el consumo energético⚡. Aún mejor, ¡los ciudadanos pueden adquirir tecnologías para usar estas fuentes alternativas de energía en sus propias casas! Así, se puede vivir con eficiencia energética.

9. Su mantra es: reducir, reutilizar y reciclar

Reducir, reutilizar y reciclar

La triple R «reducir, reutilizar y reciclar» es el salmo que todos los que viven en una ciudad sostenible repiten. Y es que lo que se puede lograr al separar los residuos, donar lo que no nos sirve más y buscar la forma de reutilizar nuestras cosas es abismal.

De hecho, ¿sabías que si reúnes todo el aceite de cocina que usas para preparar tus papitas fritas y lo depositas con algunas empresas recolectoras, ellas se encargan de distribuirlo para la creación de biodiésel?

Algo tan sencillo como esto previene que 1 litro de aceite contamine hasta 1.000 litros de agua. ¡Y esto es solo un ejemplo! Darle un segundo uso a tu ropa, donar los aparatos electrónicos que ya no uses e incluso recoger el agua lluvia para limpiar pisos o regar plantas son acciones que siguen el mantra de la triple R ♻.

10. Existen políticas ambientales

Políticas ambientales en las ciudades sostenibles

Ahora bien, una parte del funcionamiento de una ciudad sostenible está de tu lado de la balanza, pero la otra está en los líderes y el gobierno. Al final, son ellos quienes pueden asegurar que todos los ciudadanos tengan acceso a estas oportunidades.

Por ejemplo, los gobiernos de muchos países ecológicos tienen políticas sobre la gestión de residuos, el cuidado del entorno natural y urbano o la inversión en tecnologías, pero además, aseguran que todos los ciudadanos tengan posibilidades de conseguir la vida que quieren al buscar un sistema más justo ⚖️.

¡Comprométete y haz tu parte para construir una ciudad sostenible!

Sé el cambio que quieres ver en el mundo

Construir un planeta mejor es posible si todos empezamos con pequeñas acciones. Si comenzamos algún proyecto ecológico en solitario, seguro inspiraremos a nuestros vecinos y ellos harán lo mismo con su círculo de amigos. ¡Es como lanzar una bola de nieve de buenas acciones! 🤗

Así que no esperes a que los líderes o grandes instituciones comiencen el cambio. ¡Tú puedes comenzar a construir una ciudad sostenible!

Puedes viajar a países que ya estén adelantados en la consolidación de sus ciudades sostenibles y ver qué puedes aprender. Puedes estudiar un curso vocacional de Gestión Ambiental para tener conocimientos más específicos. O puedes cambiar alguno de los hábitos que hemos comentado en el artículo.

¡Ahora es tu turno! Cuéntanos en los comentarios, ¿cuál es el siguiente gran paso que vas a tomar para reconciliarte con el planeta? 💪

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here