Viajar a Malta | Una guía para tu aventura en el Mediterráneo

0
50
Viajar a Malta

Malta es una joya en el Mediterráneo que seguro te cautivará. Imagínate vacacionar, estudiar y trabajar cerca de playas paradisíacas. Para alentarte a dar el gran paso, preparamos una guía con todo lo que debes saber para viajar a Malta.

Con Experiencia Joven, conoce las atracciones, actividades y ciudades que ver al visitar Malta. Esto incluye los mejores consejos para armar tu equipaje y moverte en la isla.

¡Descubre cómo lograr tu viaje a Malta!

Ciudades de Malta que debes conocer

viajar-a-malta En realidad, viajar a Malta significa llegar a un archipiélago de tres islas: Malta, Gozo y Comino. En la homónima, que es la mayor, están las ciudades más grandes, donde conoces gente amable y un legado cultural milenario. ¡Mira!

La Valeta

Al viajar a Malta, tu primer destino seguro es su capital, La Valeta. Esta ciudad se ubica en la costa noreste de la isla mayor. Su casco antiguo es una fortaleza del siglo XVI levantada para repeler a invasores.

En la zona, destaca el fuerte de San Telmo, a la entrada del puerto, y el Museo Nacional de la Guerra. Cerca del museo, está un establecimiento súper cool… Cheeky Monkey Gastropub Valletta.

En el centro histórico, visita la Puerta de la Ciudad, el Parlamento y el Palacio del Gran Maestre, sede la Presidencia de Malta, así como los Jardines de Barrakka y la Plaza de Jorge. ¡Son sitios imperdibles al viajar a Malta!

La Cottonera

La Cottonera comprende tres ciudades contiguas: Vittoriosa, Senglea y Cospicua. Están alrededor de la capital. Sus calles dan cuenta de la historia milenaria, pues ahí han habitado todos los pueblos que se construyeron la historia de Malta.

  • En Vittoriosa, ve al Palacio del Inquisidor.
  • Cospicua destaca por su Colegiata de la Inmaculada Concepción y las Líneas de Santa Margarita.
  • Y en la Senglea, entra al Fuerte de San Miguel y pasea por el malecón.

¡Todos son imperdibles para ver en Malta!

Mdina

mdina A media hora de La Valeta, está otra ciudad imperdible en un viaje a Malta: la ciudad amurallada de Mdina. Aquí brillan los palacios medievales de Vilhena y Falcon, así como la Catedral de San Pablo.

 

Un dato curioso de esta ciudad es que se le conoce como la “Ciudad del Silencio”. Esto se debe a que los autos de los vecinos son los únicos que tienen permitido transitar por las estrechas calles de piedra caliza.

St Julian’s

Entre las ciudades maltesas, St. Julian ‘s es otro destino infaltable al viajar a Malta. Ello se debe a su hermosa playa, St. George Bay, y a su vida nocturna. En verano, la zona rebosa de gente en los bares, restaurantes y hoteles.

Para que disfrutes de su ambiente, te recomendamos que visites Gozitan, una muestra de la deliciosa gastronomía de Malta. También está One Portomaso, una panadería mediterránea espectacular.

Otros atractivos de St. Julian’s son sus centros comerciales, cines y casinos con una amplia oferta de productos y actividades. No olvides dar un paseo por la bahía de Spinola en tu viaje a Malta.

Marsaxlokk

Al viajar a Malta, descubres que playas, monumentos y ciudades están muy cerca entre sí. ¡Bien puedes visitar más de una al día! Así que tras un paseo por La Valeta, solo tienes que conducir media hora en auto para llegar y descubrir lo que hay en Marsaxlokk.

Se trata de un pintoresco pueblo pesquero. Unas de las atracciones icónicas son las barcas de los pecadores, llamadas Luzzu y decoradas con el ojo de Osiris. ¡Tienes que dar un paseo en ellas si vas a Malta!

Actividades y sitios imperdibles en Malta

que-hacer-en-malta

Como Malta se enclava en el Mediterráneo, seguro te imaginas nadando o tomando el sol. Sin duda, las playas maltesas son los sitios favoritos de turistas y locales. Pero hay más sitios y actividades para disfrutar a lo grande al viajar a Malta. ¡Mira!

Disfruta de playas del Mediterráneo

Si viajas a Malta, tendrás siempre playas cerca para todos los gustos, desde rocosas hasta paraísos frente a aguas color turquesa. En la isla principal, una imperdible es Paradise Bay, para descansar, y aguas profundas para bucear.

Golden Bay, también en el norte, es una de las playas con mayor actividad y vida al aire libre. Y si buscas algo más festivo al viajar a Malta, lánzate a San Jorge, en el sur. Esta playa está situada junto al barrio de Paceville, sede principal de las vida nocturna en Malta.

Al viajar a Malta, un paseo en ferry, en el extremo norte de la isla principal, te toma poco más de 20 minutos llegar a Comino. Este pedazo de tierra alberga algunas de las mejores playas de Malta. De ellas, destaca Blue Lagoon, famosa por el azul intenso de sus aguas.

Viaja en el tiempo en un templo megalítico

Cuando viajes a Malta, verás que en las islas quedan vestigios de los pueblos que habitaron hace más de 5.000 años. ¿Te imaginas conocer un poco de la manera en que vivían? Eso puedes hacer visitando el Hipogeo de Hal Saflieni.

Ubicado a 15 minutos desde la capital en auto o bus, se trata del más importante entre los templos megalíticos de Malta. Pasó de ser un santuario de deidades antiguas a una necrópolis de tres niveles. ¡Está a más de 10 metros de profundidad!

Toma en cuenta que es una de las atracciones turísticas más visitadas al viajar a Malta. Por ello, te recomendamos reservar tus boletos al menos con mes y medio de anticipación.

¡Hey! Descubre la verdadera aventura de estudiar en Malta con las experiencias de GrowPro. ¡Cliquea y cotiza!

Explora los palacios de la ciudad silenciosa

Con una historia que se remonta al siglo XII, Mdina es una joya medieval de visita obligada en tu viaje a Malta. El Palacio Vilhena es sede del Consejo Local de Mdina y del Museo Nacional de Historia Natural. Este recinto resguarda una colección de 10.000 minerales, 3.500 aves, 200 mamíferos, 200 peces, más de un millar de artrópodos y fósiles.

Abre sus puertas todos los días, de 9:00 a 17:00 horas, y el precio del boleto para acceso general, por adulto, es de 5 EUR. Permanece cerrado en los días festivos del 24, 25 y 31 de diciembre, así como 1 de enero y Viernes Santo.

A 900 metros del centro de Mdina, hallarás las Catacumbas de San Pablo, en Rabat, un lugar de culto muy visitado en los viajes a Malta. Esto por ser la última morada del apóstol tras su huida de Israel, durante el siglo I. ¿Lo sabías? Las curiosidades de Malta son muchas.

Disfruta la naturaleza en Buskett y Dingli

Un viaje a Malta no puede estar completo sin visitar algunas de sus reservas forestales. Aunque el país es pequeño, los malteses se esfuerzan por conservar su flora y fauna locales. La mejor muestra es el Buskett.

Es un gran bosque plantado por la Orden de Malta. Su extensión es ideal para hacer senderismo y descubrir los animales que lo habitan. También, puedes hacer un picnic tras recorrer ciudades y templos. Este es un lugar imperdible para ver al viajar a Malta.

Al sur, donde están Mdina y los templos antiguos, la ruta te llevará primero a los Acantilados de Dingli, compuestos de piedra caliza que se alzan hasta 200 metros sobre el nivel del mar. Desde ellos, toma las mejores fotos del Mediterráneo en tu viaje a Malta.

El mejor clima para viajar a Malta

clima-isla-gozo

Por lo que te hemos dicho, seguro ya te imaginas sol en todo tu viaje a Malta. Esta imagen no está muy lejos de la realidad. De hecho, La Valeta tiene un promedio de 300 días con sol y cielo despejado al año. ¿Te imaginas?

Claro, no todo es un paraíso con el clima en Malta. En verano, la sensación térmica alcanza los 40°C. Y la humedad, hace que algunos días sean bochornosos. Con todo, nada como una cerveza fría y un chapuzón en la playa para despejarse durante tu viaje a Malta.

Dónde dormir al viajar a Malta

viajar-malta

El alojamiento para viajar a Malta es variado y para todo tipo de bolsillos. Hay desde apartamentos de lujo hasta pisos para estudiantes. Lo mejor es que aquí puedes conseguir habitaciones en piso compartido que se rentan entre 350 y 500 euros al mes… ¡y con servicios incluidos!

Esos precios son imposibles en Madrid, Londres o Berlín, por ejemplo. Además, si vas por una estancia corta, tu mejor opción es encontrar un buen hotel u hostal. Para ello, las zonas más recomendables, por precio y calidad, son los barrios Saint Julian’s y Saint Paul’s.

Cómo transportarse en Malta

transporte-malta

Si planeas viajar a Malta por varias semanas, te conviene rentar un auto para explorar la isla principal y sus atractivos. Para ir a las islas de Gozo y Comino, tienes a tu disposición el ferry, cuyo precio es de 5 euros por viaje.

Dentro de La Valeta y sus alrededores, los estudiantes prefieren desplazarse a pie o en bicicleta (3 euros por media hora). Las distancias son cortas, comparadas con las grandes capitales europeas. Y, claro, que la tercera opción al viajar a Malta es el transporte público.

Aunque tiene sus desventajas, como pocos autobuses y retrasos, este medio de transporte es súper barato comparado con el resto de Europa. Cada viaje cuesta 1.50 euros. Y, si adquieres la tarjeta Tallinja, puedes conseguir hasta un 50% de descuento.

Requisitos y documentos para viajar a Malta

requisitos-para-viajar-a-malta ¿Qué necesitas para estudiar inglés frente al Mediterráneo? Las ganas seguro ya las tienes. Pero, como en todo país, debes cumplir con una serie de requisitos. ¡Toma nota!

Viajar a Malta desde España

¿Tienes pasaporte de España? ¡Genial, porque es el único documento que necesitas para viajar a Malta! 🤩 Una vez en destino, disfruta de la experiencia en Malta con la posibilidad de extender tu estancia por tiempo indefinido. 🙌

Viajar a Malta desde América Latina

En el caso de Latinoamérica, la cosa cambia un poco, pues ya estamos fuera de la Unión Europea. Sin embargo, tampoco es tan complicado. Veamos cuáles son los requisitos para viajar a Malta desde Latinoamérica.

1. Pasaporte

Su vigencia mínima debe ser de seis meses al momento de ingresar a Europa. Además, tiene que cubrir toda la duración de tu estancia.

2. Carta de aceptación de tu escuela

Este documento es imprescindible para tramitar tu visa de estudiante. Es decir, si planeas una estancia más prolongada como para estudiar y trabajar en Malta.

3. Comprobante de alojamiento

Puedes presentar el recibo de un hotel o hostel donde vayas a quedarte los primeros días de tu estancia.

4. Estado de cuenta bancaria

Con él demuestras que tienes suficiente dinero para ir acorde con el costo de vida en Malta sin percibir un salario. La cantidad mínima requerida es de 25 euros por cada día de tu estancia.

5. Vuelo de regreso a tu país

Debes certificar que dejarás Malta. Para ello, debes presentar tu boleto de avión de retorno y este tiene que coincidir con la fecha real del fin de tu estadía en Malta.

6. Visa

¡Imprescindible! Este es el documento que indica que tienes permiso para visitar y hasta estudiar en Malta por un tiempo determinado. Se tramita ante el servicio Identity Malta.

Visa para viajar a Malta

visa-schengen Como te acabamos de comentar, para los países que no pertenecen a la Unión Europea, los requisitos para viajar a Malta incluyen un visado.

Sin embargo, toda regla tiene una excepción y, en este caso, se trata de ciertas naciones que gozan del beneficio de excención de visado. Son los siguientes:

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Estos países tienen dos opciones:

  • Disfrutar de Malta como turistas y estudiar cursos breves, que no duren más de 12 semanas. Por ningún motivo pueden trabajar en Malta legalmente.
  • Extender su estancia solicitando una visa de estudiante de larga duración. Esta opción les permitirá tomar cursos completos y hasta programas universitarios por un año.

Visa para estancia corta

Ahora sí, entremos al tema de los tipos de visa para viajar a Malta. La primera opción es para aquellos aventureros con pasaporte de un país sin exención de visado. Estos son:

  • Bolivia
  • Cuba
  • Ecuador
  • República Dominicana

La visa Schengen tipo C, o visa para estancia corta, es la que permite entrar a Malta y quedarte hasta 90 días para visitar la isla y tomar un curso que no exceda este periodo. Si tienes pasaporte de alguno de los cuatro países anteriores, debes tramitarla antes de tu viaje.

Visa para estancia larga

La visa Schengen tipo D, o visa para estancia larga, es la elección adecuada si vas a tomar cursos de idiomas, vocacionales, bachelors o posgrados. Su vigencia es de hasta un año.

Además, te da la posibilidad de tramitar un permiso de trabajo a partir de tres meses de estudio en Malta. Se trata de un permiso para que consigas empleo de medio tiempo, es decir, hasta 20 horas por semana.

Ahora bien, quienes están exentos de visado para entrar a la UE tienen el beneficio de solicitar esta visa en destino dirigiéndose a la central de visas de Identity Malta.

También te recomendamos revisar la página oficial del gobierno maltés para tener info de primera mano.

¡Súper! Ahora que conoces qué hacer y ver al viajar a Malta, ¡no esperes más para lanzarte a la aventura. En Experiencia Joven somos team viajes siempre, así que nuestra recomendación es que salgas de tu zona de confort y compruebes la felicidad de viajar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here