Qué ver en Dublín | 20 lugares que debes visitar sí o sí

0
186
que-ver-en-dublin-irlanda

Hoy te vamos a hablar de 20 lugares imperdibles que ver en Dublín. ¿Quieres conocerlos? Primero un poco de historia para calentar motores: ¿sabías que Dubh linn significa, literalmente, «laguna negra»?

Así es como llamaron los vikingos al estancamiento del río Poddle antes de desembocar en el Liffey. Ahí ataban las embarcaciones y posteriormente, por el año 998, fundaron la actual capital Irlandesa.

Esta es solo una de las curiosidades de esta ciudad llena de joyas escondidas. Así que, sin más preámbulos, conoce los 20 puntos que debes visitar en Dublín. Prepara las maletas y toma nota.

20 paradas obligatorias que ver en Dublín 

que-ver-en-dublin

Si bien Dublín es una ciudad pequeña, comparada con otras capitales del mundo, los atractivos turísticos que hay para visitar y empaparte de historia no podrían entrar todos en un artículo. Por eso, aquí te presentamos 20 lugares para ver en Dublín que no te puedes perder. ¡Anda armando tu itinerario!

The Temple Bar: un ícono que ver en Dublín

The-Temple-Bar-Irlanda

Seguramente en tu ciudad hay un bar de estilo irlandés. Pues la tendencia de este estilo de pubs proviene de aquí. Pero no te confundas, The Temple Bar no es solo un bar, valga la redundancia. El icónico local se fundó en 1840, pero el barrio del mismo nombre tiene como 200 años más de antigüedad.

Puedes arrancar tu recorrido de qué ver en Dublín con esta parada imperdible. En cualquiera de los bares respirarás atmósfera irlandesa pura, con música celta en vivo y una buena cerveza.

Catedral de San Patricio

Catedral-de-San-Patricio-Dublin

Podemos apostar a que llegaste a este artículo con una idea de lo que es San Patricio. Y no, no es solo una festividad donde se bebe mucha cerveza y se usan sombreros verdes. La iglesia del patrón irlandés es la más grande de Irlanda y, cómo no, está en Dublín.

Si no eres una persona de fe, no importa. La arquitectura de estilo gótico y su gran campanario atraen mágicamente a un gran número de visitantes. Puedes encontrarla en el centro histórico de Dublín y la entrada cuesta $8 euros. Recuerda chequear los horarios.

Phoenix Park

Phoenix-Park-Irlanda

Irlanda también es conocida como la Isla Esmeralda por la predominancia imponente del color verde en los paisajes y el Phoenix Park es clara muestra de ello. Estamos hablando del parque urbano más grande de Europa.

Al inicio se creó como santuario de ciervos, pero ahora en su interior hay muchos atractivos que puedes visitar, como el Zoológico de Dublín y el Áras an Uachtaráin (la residencia oficial del presidente). Hay que tener mucho tiempo libre si quieres recorrerlo todo, pero también puedes andar en bici o hacer un picnic.

Qué ver en Dublín, pero también qué comer: Queen of Tarts

Queen-of-Tarts-Dublin

Para el picnic en el Phoenix Park, o simplemente para saciar tu gula, es justo y necesario pasar y degustar las maravillas de Queen of Tarts. Esta es una de las pastelerías que no te puedes perder para ver en Dublín.

La «reina de las tartas», ubicada en Dame Street, en el centro de Dublín, tiene en el escaparate una gran variedad de pasteles, cafés, hamburguesas y todo lo que tu goloso interior pueda imaginar. Viajar te hace feliz, pero también te agota y una buena porción de calorías te hará recargar energía para seguir recorriendo la ciudad.

Guinness Storehouse: la meca de la cerveza en Dublín

Guinness-Storehouse-Irlanda

Otro imperdible que hay que ver en Dublín es la célebre fábrica y almacén de la famosa cerveza negra irlandesa. ¿Amante del néctar lupuloso? Contén tu emoción porque eso no es todo.

Además de conocer el proceso de producción de la Guinness, también puedes subir al último piso y dejarte sorprender por el Gravity Bar. Desde aquí puedes tener una magnífica vista del skyline de Dublín mientras disfrutas de una refrescante y reconfortante cerveza Guinness. La verdad, un sueño.

O’Connell Street para pasear

O'connell-Street-Dublin

O’Connell Street es la principal calle y arteria de la ciudad y, por supuesto, otro atractivo infaltable que ver en Dublín. Dato curioso: es la calle más ancha de Europa, aunque no sabemos si la más larga. En su recorrido de 500 m vas a encontrarte con edificios de arquitectura única y mucho valor histórico, como la Oficina Central de Correos.

Además, puedes ver la estatua de Daniel O’Connell, líder nacionalista, y la aguja Spire. Se trata de un obelisco de 120 m de alto denominado «Monumento de la luz«. Ni hablar de las tiendas y restaurantes que puedes mirar, aunque sea de afuera. Ideal para una caminata tranquila.

Dublinia: vikingos y caballeros medievales

Dublinia-irlanda

Si tu sueño es vivir en Irlanda debido a la gran carga histórica de vikingos, celtas y mucha mitología que hasta hoy influye, entonces puedes empezar por visitar Dublinia. Esta exposición permanente se encuentra en la iglesia de San Miguel.

Es para todas las edades y la temática principal es lo que te acabamos de decir: Edad Media y Vikingos, cuya presencia en la región fue muy relevante. ¿Fan de Juego de Tronos y otras series de Netflix o TV similares? Entonces perdértela sería un pecado.

Trinity College y The Old Library

Trinity-College-Dublin-Irlanda

Y si más bien tu objetivo es estudiar en Irlanda, entonces debes conocer la universidad irlandesa más antigua, Trinity College, que se estableció en 1592 por la Reina Isabel I. ¿Sabías que celebridades como Oscar Wilde y Edmund Burke fueron estudiantes aquí?

Y dentro del campus no te puedes perder una joya arquitectónica: The Old Library. Pero además de su increíble belleza, también alberga en una vitrina el arpa más antigua de Irlanda y el famoso Libro de Kells, una escritura de los cuatro evangelios en una hermosa caligrafía.

Barrio Gregoriano, otro imperdible que ver en Dublín

Puertas-de-colores-Irlanda

La foto la habrás visto miles de veces y quizá no sabías cómo se llamaba el lugar. Pues hoy te damos la respuesta. El Barrio Gregoriano es otro must que hay que ver en Dublín, sobre todo, recorrer si quieres respirar mucho pasado y tradición netamente irlandesa.

Según la leyenda, las puertas fueron pintadas de colores luego de que un borrachín confundiera a los vecinos con su esposa y un amante, esto porque se metió a la casa equivocada y el final fue espeluznante. De todas formas, lo mejor es ir y escuchar la historia directamente de un local.

El Castillo de Dublín

Castillo-de-Dublin

Desde fortaleza vikinga hace varios siglos, hasta residencia real. El famoso Castillo de Dublín es un recinto multifacético y, por tanto, con muchas historias para contarte. Eso lo convierte simplemente en otro imperdible que ver en Dublín e, incluso, uno de los más importantes atractivos de Irlanda.

En la actualidad el castillo funciona como sede de actos oficiales. La buena noticia es que recibe visitas guiadas de 45 minutos de duración que cuesta $12 euros. Sin embargo, también puedes ir por tu cuenta y entonces te sale a $8 euros la entrada.

El Ayuntamiento de Dublín

Cupula-del-ayuntamiento-de-Dublin

Quizá la idea de ir a un ayuntamiento no sea precisamente la más divertida. Pero si la arquitectura es tu pasión, o al menos uno de tus principales intereses, entonces no puedes omitir esto en tu itinerario de cosas que ver en Dublín.

Puedes recorrer el recinto de manera gratuita (puntos a favor) y maravillarte por cada detalle de su construcción que es alucinante y muchas veces pasa desapercibida, en especial, la cúpula del City Hall.

Whitefriar Carmelite Church te sorprenderá

Whitefriar-Church-San-Valentin-Irlanda

Siguiendo con la sección de atractivos arquitectónicos que ver en Dublín, está la iglesia Whitefriar Carmelite Church. Pero no solo es eso y te vas a caer de espalda cuando te enteres que el mismísimo santo patrón del día de los enamorados descansa entre sus paredes.

Si vas a conocer Dublín con tu pareja, no pueden dejar de pasar por aquí y conocer en vivo y en directo a San Valentín para que bendiga tu amor. Hay muchos destinos de verano para unas vacaciones románticas y de aventura, pero este es otro nivel.

Grafton Street

Grafton-Street-Dublin

Si no has paseado por la calle Grafton no podrás decir que realmente conociste Dublín. Al sur del río Liffey encontrarás esta vía peatonal que es ideal para hacer compras o simplemente mirar escaparates si tu presupuesto es ajustado y viajas con poco dinero.

Esto no debe ser pretexto para no disfrutar de una caminata por una de las calles más importantes e infaltables en la lista de atractivos que ver en Dublín. Queda muy cerca del Trinity College y aquí encontrarás otra parada obligatoria: la estatua de Molly Malone.

Estatua de Molly Malone: símbolo popular irlandés

Estatua-de-Molly-Malone-Irlanda

La estatua de Molly Malone se construyó en honor a la canción que se convirtió en himno no oficial de Dublín y es símbolo indiscutible de la cultura popular irlandesa. Cuenta la historia de una vendedora de pescado que empujaba una carreta ofreciendo sus productos y que murió de fiebre a temprana edad.

No puedes no pasar por Grafton Street sin pararte a apreciar a Molly Mallone y, por supuesto, tomarte una selfie. Hoy día, es uno de los puntos de encuentro preferidos por los estudiantes del Trinity y cualquiera que se encuentre en Dublín.

St Stephen’s Green: qué ver en Dublín al aire libre

St-Stephen-Green-Dublin

Como sacados de una pintura, puedes contemplar los paisajes del St. Stephen Green con su estanque lleno de cisnes y otras aves que le dan el toque victoriano. ¿Un poco de vitamina D? Vamos al St. Stephen. ¿Un picnic como en Phoenix Park? ¡Por supuesto!

Este parque es propicio en días soleados para picnics y obras de teatro al aire libre. Se encuentra ubicado al inicio de la Grafton Street (o terminando según hacia dónde vayas), muy cerca de otros puntos importantes que ver en Dublín.

Cárcel de Kilmainham

Carcel-de-Kilmainham-Dublin

¿Te imaginas decir que estuviste en prisión en Dublín? Luego del susto que causes, puedes explicar todo, incluyendo por qué una cárcel sería un atractivo turístico. La respuesta está en haber sido testigo del arresto de muchos líderes y de ahí su gran importancia en la independencia de Irlanda del Reino Unido.

Dato curioso cinéfilo para que termines de convencerte de visitarla: la antigua prisión de Kilmainham fue escenario en la famosa película En el nombre del Padre (1993) del director Jim Sheridan. No dejes de incluirla entre los imperdibles que ver en Dublín.

Infaltable que ver en Dublín: Jardín Botánico Nacional

Jardin-Botanico-Nacional-Irlanda

Para seguir disfrutando de la naturaleza, y específicamente de más de 17 mil especies de plantas, entonces date una vuelta por el Jardín Botánico Nacional de Dublín, un predio de 20 hectáreas que lo convierten en el más importante centro agrícola y botánico de la Isla Esmeralda.

La entrada es gratuita y está a solo tres kilómetros del centro de la ciudad. No importa si no sabes distinguir una rosa de un clavel, el mejor pretexto es disfrutar de la vista y respirar un poco de aire puro para descansar los sentidos y liberar el estrés de la ciudad.

Old Jameson Distillery para amantes del whisky

Destileria-Jameson-Irlanda

Si los amantes de la cerveza tienen a Guinness, la destilería Jameson hace lo propio para rendirle culto al whisky. La Old Jameson Distillery funcionó como fábrica por varios años, y ahora es un museo donde podrás conocer de cerca el proceso de elaboración para degustarlo.

Eso sí, no es una atracción precisamente barata, pero vale la pena dada su importancia y reconocimiento mundial, tomes whisky o no. ¿Te la vas a perder?

Museo Nacional de Arqueología

Museo-de-Arqueologia-Dublin

Los museos no podían faltar en esta lista de qué ver en Dublín. Si quieres conocer la historia antes de la llegada de los vikingos, hacia el mesolítico, date una vuelta y empápate de conocimiento sobre la formación de Irlanda. No tiene nada que envidiar a los museos más importantes del mundo.

Desde la prehistoria hasta el medioevo, las piezas arqueológicas que vas a encontrar en el Museo Nacional de Arqueología te van a impresionar y lo mejor: ¡es gratis! Se encuentra a unos 350 metros del St. Stephen Green.

Ha’Penny Bridge para ver en Dublín y disfrutar

Ha'Penny-Bridge-Dublin

Este es otro de esos lugares que seguro has visto y no sabías cómo se llamaba. De hecho, como dato curioso, su nombre proviene del acortamiento de half penny, que significa medio penique. Ese era el costo del peaje para cruzarlo, al menos hasta 1919.

Si quieres tener una vista espectacular del río Liffey adornando la ciudad al atardecer, no dejes de recorrerlo antes de caer en algún pub para disfrutar de la noche y cerrar con broche de oro un día recorriendo los mejores atractivos que ver en Dublín.

Dato extra: te conviene sacar la Dublin Pass, una tarjeta canjeable por entradas y recorridos a pie o en bus. Con ella podrás entrar a muchos atractivos de manera gratuita y con preferencia, gracias a la gran cobertura para hacer turismo y ahorrarte varios euros.

¿Cómo viajar a Irlanda y vivir aventuras en Dublín?

Como-viajar-a-Irlanda

Como habrás visto, las cosas que hay que ver en Dublín son un montón y probablemente te quede corto el tiempo. Además tienes muchos otros destinos que son imprescindibles en Irlanda: Limerick, Belfast y más ciudades irlandesas que te van a deslumbrar.

Ya que estás por ahí, estaría bueno aprovechar y pasar una larga temporada para vivir en el extranjero y conocer a fondo este mágico país de duendes, ¿no crees?

Nuestros amigos de GrowPro Experience nos comparten estas magníficas experiencias educativas para sacarle el jugo a tu aventura en Dublín y, por qué no, en otros lugares de Irlanda que no te puedes perder. ¡Dales clic, llena el formulario y cotiza en línea! El resto fluye solo 😉.

Pasos para viajar a Dublín y aprovechar tu estadía

Estudiar-y-trabajar-en-Irlanda

El mejor pretexto para quedarte al menos unas cuantas semanas en la Isla Esmeralda es trabajar en Irlanda o, en el mejor de los casos, estudiar y trabajar si es que prefieres estar más de tres meses para llegar a marzo y festejar a San Patricio.

A continuación, con información de nuestros amigos de GrowPro, te detallamos cómo lograrlo:

  • Elige tu curso con la experiencia educativa que más te atraiga. ¡Matricúlate!
  • Tramita tu visa para Irlanda. Las opciones más convenientes son tu visa de estudio y la Working Holiday.
  • Haz tus maletas y consigue tu vuelo. ¡Las maravillas para ver en Dublín te esperan!

Encuentra mucha info útil en el blog de GrowPro y verás que ir a conocer el país de los tréboles es más fácil de lo que piensas. Si no te gustan los trámites, tranqui, que sus Student Advisors se encargan para que tú solo te preocupes por vivir la aventura de tu vida. Aquí hay más opciones imperdibles. ¡No digas que no te avisamos!

Amamos los viajes y más si son a destinos mágicos como los que hay que ver en Dublín. Mira este video de GrowPro que despertará todo tu instito viajero. ¿Te animas a conocer por tu mismo estos lugares? 🍀

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here