Cómo ahorrar energía | Ayuda a mejorar el planeta

0
3663
consejos para ahorrar energía

¡Nuestro planeta nos necesita más que nunca! Es por eso que cada vez son más las personas que se suman a la iniciativa para tener un planeta más verde y menos contaminado. Poco a poco nacen nuevas propuestas para sanar el daño que hemos causado al planeta por años. Por ejemplo, de qué forma cuidar el consumo de recursos naturales, cómo practicar el turismo sostenible y tips sobre cómo ahorrar energía. Todo esto puede ser posible sin dejar de lado la diversión y las grandes experiencias que tenemos al realizar viajes inolvidables.

En esta ocasión queremos dedicar todo un artículo a las distintas formas de ahorrar energía para, desde nuestro hogar, contribuir con esta recuperación del ambiente en el que hacemos vida y del que nos aprovechamos para continuar respirando.

Por qué ahorrar energía

ahorrar energía

Ahorrar energía puede hacer una gran diferencia para el medio ambiente, ¿lo sabías? Ignorar el ahorro de la energía puede traer como consecuencia el incremento del uso de combustible en la generación de electricidad. Con ello, la liberación de gases tóxicos a la atmósfera, lo que termina por ser parte de la temida huella de carbono.

El ahorro de energía no solo beneficia al ambiente en el que vivimos, sino que también nos beneficia a nosotros de manera directa. Al cuidar de la energía, garantizamos que sectores de producción vitales para nuestro sustento continúen funcionando. Por ejemplo, la energía es necesaria en la producción y distribución de alimentos.

Cómo ahorrar energía

ahorrar energía eléctrica

Ahorrar energía es mucho menos complejo de lo que muchos piensan. De hecho, ahorrar energía es cosa de cambiar apenas un par de hábitos cotidianos. Ya lo sabes, “pequeñas acciones traen grandes consecuencias», en este caso, cambiar pequeños hábitos puede traer grandes recompensas. ¡Te diremos cómo ahorrar energía!

1. Apaga tus equipos electrónicos cuando no los estés usando: Ya sabemos que lo has escuchado muchísimas veces, pero, ¿sabes que esto puede hacer una diferencia abismal en la crisis energética del planeta? Y, piénsalo, solo te toma un par de segundos.

2. ¿Vas a dormir? ¡Apaga la luz!: nadie necesita luces para dormir, es más impides la producción de la hormona del sueño. ¡Ya lo sabes! Por lo tanto, si decides encontrarte con Morfeo, tienes una excelente oportunidad para contribuir al cuidado del planeta con el ahorro de energía (y tus facturas te darán las gracias) ¡Switch off y dulces sueños!

3. Aprovecha la energía solar: el uso de la energía solar no es un mito; además, está a disposición de todas las personas que deseen aprovecharlo. Solo debes estar dispuesto a realizar una inversión en artefactos que incluyan el aprovechamiento de esta energía. Por ejemplo, algunos cargadores portátiles se alimentan de este tipo de energía y lo transforman en la energía que tu celular necesita para continuar con vida. Por si fuera poco, ¡todos estos artefactos duran más tiempo!

4. Desconecta todos los aparatos en espera: si decides rechazar la idea de los artefactos que aprovechan la energía solar, te recomendamos que desconectes todos los aparatos en espera. Nos referimos a los cargadores de tus aparatos electrónicos que, aunque no los estés utilizando, consumen una cantidad considerable de energía.

5. Sustituye los focos de tu hogar: a ver, este es un punto que seguramente te va a interesar. Los focos incandescentes consumen un 80% más de energía que los focos de bajo consumo. Además, su luminosidad es más opaca y tiene más posibilidades de dañar tu vista por la exposición constante a este tipo de luz. Ahora bien, los focos de bajo consumo también son ideales para tu bolsillo, pues, al consumir menos energía, las cuentas de tu servicio eléctrico serán más solidarias.

Otras maneras de ayudar al planeta (sin darte cuenta)

ahorrar energía

Ahorrar energía es cosa de todos los días, pero no necesita de demasiado esfuerzo o atención. Existen formas de ahorrar energía que ni siquiera deben ser pensadas, sólo incorpóralas a tu rutina y eventualmente las realizarás sin fijarte.

6. Enciende el modo “ahorro de energía” en tus aparatos.

7. Mantén la temperatura de tu aire acondicionado en 21ºC.

8. Coloca tu refrigerador a 10 centímetros de la pared para que pueda circular mejor el aire generado por el motor.

9. Utiliza una computadora portátil en vez de una de escritorio y no olvides desconectar el cargador al terminar de cargar su batería.

10. De ser posible, usa sensores de movimiento para encender y apagar las luces de tu hogar.

¡Ahora ya sabes cómo ahorrar energía! Con estos sencillos hábitos podrás contribuir para hacer un cambio en el planeta. Recuerda que ya hay miles de personas ideando y ejecutando acciones para devolverle a nuestro planeta la vida que nos ha regalado durante tantos años. ¡Sé parte de esto! 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here