destinos para desconectarse

Viajes | By Karen Rodríguez | mayo 24, 2023

10 destinos para desconectar y hacerle un reset a tu vida

El trabajo y las responsabilidades diarias pueden agotarte lentamente, y cuando menos lo piensas, tu vida se ha vuelto monótona. ¡No permitas que la rutina consuma tus energías! El remedio que necesitas es un viaje a los mejores destinos para desconectar.

Cuando hablamos de desconectar, lo hacemos en serio. Nos referimos a esos lugares donde te olvidas de todo y descansas 24/7. No hay preocupaciones ni pendientes por hacer, solo tú y tu paz interior. Vamos a conocerlos, ¿te parece?

Los mejores lugares para desconectar y recargar baterías

Antes de comenzar, queremos decirte que los lugares que seleccionamos no son muy conocidos. Tal vez ni siquiera has oído hablar de ellos, y eso es justamente lo que los hace buenos destinos para desconectar.

Las ciudades o pueblos pequeños tienen un encanto especial. No suelen recibir tantos turistas y, por lo general, son tranquilos y pacíficos. ¿Te imaginas un mejor lugar para reencontrarte contigo? ¡Nosotros tampoco! Dicho esto, dale un vistazo a los siguientes destinos.

1. Bacalar, México

«México lindo y querido, si muero lejos de ti…» La República Mexicana esconde muchos lugares bellos para explorar. Bacalar es un pueblito mágico ubicado en el estado de Quintana Roo.

En México se les denomina pueblos mágicos a los lugares que emanan una gran riqueza cultural y simbólica, casi mágica. Basta una mirada para entender por qué Bacalar es uno de ellos.

Se ubica al lado de una hermosa laguna, conocida como la Laguna de los Siete colores por sus diferentes tonalidades de azul. Aquí puedes relajarte, bucear, nadar y visitar las cavernas subacuáticas del Cenote Azul.

destinos-para-relajarse

2. Akaroa, Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es un país increíble para estudiar y escaparse del mundo. Sus ciudades bonitas y dinámicas gustan mucho a los estudiantes, pero son los pueblitos entre lagos y montañas los que ayudan a desconectarse de todo.

Akaroa es una pequeña localidad en la península de Banks, rodeada de montañas junto al mar. Si buscas relajarte, puedes pasar tus días en sus parques o en la bahía. Una de las actividades más populares es la observación de delfines.

La característica más destacada de Akaroa es su arquitectura de estilo francés y su hermoso faro, que aunque no está en operaciones, vale la pena para visitar.

3. Menorca, España

En España hay muchos destinos para desconectar y pasar un rato de relax. Hoy te hablaremos de Menorca, una isla muy mona en el mar Mediterráneo, que forma parte de las islas Baleares.

Si siempre soñaste con ir a Ibiza, pero le huyes al ajetreo turístico, Menorca es algo así como su hermana tranquila. No significa que no haya visitantes, pero si es más calmada y se presta más para viajes de relajación.

Sus puntos fuertes son las playas de ensueño, la cultura, la naturaleza que la rodea y su deliciosa gastronomía. Cuidado, una vez que la conozcas, no querrás salir de ahí.

4. Waterton, Canadá

¿Recuerdas esas películas dónde el protagonista, harto de su rutina, decide reconsiderar su vida en un pueblo apartado en medio de las montañas? En Waterton te sentirás uno de ellos.

No exageramos, Waterton, ubicado en la provincia de Alberta en Canadá, parece salido de un filme. Tiene menos de 200 habitantes y se ubica en las inmediaciones del Parque Nacional de los Lagos Waterton.

La belleza del paisaje que lo rodea es perfecta para relajarse, respirar el aire puro, y concentrarse en uno mismo. Si viajas solo, será como un retiro espiritual para ti.

Nueva llamada a la acción

5. Jericoacoara, Brasil

¿Te gustaría esconderte del mundo y recargar energías a la orilla del mar? Toma un vuelo a Brasil y dirígete a Jericoacoara, una villa pesquera con playas turquesas de fotografía.

Si te gusta el clima tropical, la playa y tomar mucho sol, este es uno de los mejores destinos para desconectar que te podemos recomendar. Aunque cada vez lo visitan más turistas, todavía es un buen lugar para alejarse de la civilización.

6. Donegal, Irlanda

Si quieres darle un giro de 180 a tu vida, Irlanda es un 10/10. Puedes ir a Dublín a hacer un curso y, en vacaciones, dirigirte a Donegal para conectar con la naturaleza y descansar del ajetreo diario.

Se ubica en la campiña irlandesa. En las cercanías está el Parque Nacional de Glenveagh y algunos de los acantilados más altos del país. Es perfecto para aislarse unos días del mundo y dejarse atrapar por la tranquilidad del lugar.

7. Hallstatt, Austria

lugares-para-reconectarse

A veces nos sentimos tan estancados y hartos que dan ganas de huir y apartarse de todo. Si sientes esa necesidad, adelante, no hay nada de malo con hacerle un reset a tu vida. Es más, ¿qué tal si lo haces en uno de los pueblitos más bonitos del mundo?

Hallstatt, en Austria, es un pueblo pequeño construido al lado de un lago, con callejones llenos de cafés y tiendas. Las casas alpinas del siglo XVI con las montañas nevadas en el fondo parecen sacadas de una postal invernal.

En las inmediaciones se encuentra el mirador sobre el lago, la cascada Waldbachstrub, cuevas glaciares y una vieja mina de sal con un lago subterráneo. En invierno, te sentirás dentro de Frozen, hasta te darán ganas de cantar: Let it go… Let it go..

8. Byron Bay, Australia

Paz, tranquilidad y mucho surf, todo eso lo encuentras en esta costera ciudad australiana. Byron Bay es un lugar pacífico con buen ambiente y una gran escena artística.

A diferencia de otras ciudades australianas, Byron Bay tiene un toque hippie y alegre que contagia a todo el que lo visita. Solo hace falta una caminata por Cape Byron para reconectarse con la naturaleza y sentirse renovado.

Dato
Byron Bay es una de las ciudades favoritas de los estudiantes. Esto se debe a que aprender inglés frente a la costa resulta más motivante que hacerlo en una gran ciudad.

9. Engelberg, Suiza

Uno de los destinos para desconectar más bonitos que verás en la vida. Es un pueblo pequeño, de poco más de 4000 habitantes, situado en el cantón suizo de Obwalden.

Su nombre significa montaña de ángel y no es difícil saber el porqué. Como está en el fondo del valle, en el verano se pinta de un verde precioso. En el invierno, se cubre de nieve y la temporada de esquí comienza.

Desde el pueblo subes al Monte Titlis en su teleférico rotario. Te aseguramos que no importa en qué época lo visites, el aire puro ahí se respira mejor.

10. Isla de Comino, Malta

El último destino de nuestra lista es la paradisiaca isla de Comino, en Malta. En realidad, cada isla de este país es ideal para alejarte del mundo, pero Comino es especial.

Es la más pequeña de las tres islas y la menos poblada. El verano es la temporada más visitada, porque ahí se encuentra el mayor atractivo de Malta: la Laguna Azul.

Las aguas color turquesa de Blue Lagoon te darán años de vida, pero no es lo único que verás aquí. También podrás nadar en la laguna de cristal y la bahía de Santa María.

isla-de-comino

¿Qué te pareció nuestra selección? No somos doctores, pero creemos que estos lugares son el remedio perfecto para curar el mal de la monotonía y la desgana. Anímate a dar ese reset que tu vida necesita. Total, ya conoces los mejores destinos para desconectar, ¿qué te detiene? ¡Nos vemos!

Aún no hay comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

No te pierdas nada

Todo lo último en tu bandeja de correo