Técnicas de estudio para aprobar | Aprende como lo hacen los genios

0
179

Llega el momento del examen y te das cuenta de que no sabes nada. Si te ha pasado, bienvenido al club. Estudiar no se trata solo sentarse a leer y, por eso, necesitas leer este artículo con 10 técnicas de estudio.

Lo primero y principal es estudiar algo que te guste. Es la única forma de que puedas disfrutar de lo que estás aprendiendo. Si aún no tienes resuelto esto, aquí te dejamos algunos consejos sobre cómo saber qué carrera estudiar.

Ahora bien, si ya estás estudiando eso que tanto te apasiona, tampoco tienes garantizado ser el mejor o la mejor de la clase. Para eso existen los siguientes métodos de estudio. 😉

10 técnicas de estudio para no romperte la cabeza

1. Libérate de las interrupciones

Técnicas de estudio

Para aprovechar el tiempo al máximo, es importante que te liberes de las interrupciones. Si bien el cerebro es capaz de saltar de una tarea a otra (el famoso multitasking), es un proceso poco eficiente. Lo mejor es concentrarse en una sola cosa.

Por eso, reserva un tiempo libre de interrupciones. Pon una alarma cada 20, 30 o 45 minutos. Durante ese tiempo deja el móvil en un cajón y concéntrate en lo que estás estudiando. Para profundizar más en este tema te recomendamos el libro Enfócate, de Cal Newport.

2. Organiza el escenario

Técnicas de estudio

Para poder cumplir con el punto anterior, también deberás ponerte a estudiar con todos los materiales que necesitas. No puedes interrumpir el estudio para buscar la calculadora, luego los lápices y, más tarde, un vaso de agua.

En ese sentido, es recomendable que, si puedes, reserves un lugar en tu casa que sea exclusivamente para el estudio. Así evitarás tener que ordenar todo una vez que termines la jornada y tendrás menos chances de olvidar algo.

3. Cópiate (pero no te copies)

Métodos para estudiar mejor

Alguna vez, alguien del equipo nos contó que cuando tuvo que rendir su primer parcial de Análisis Matemático, había un par fórmulas que no podía recordar de ninguna manera. Entonces, quiso hacer trampa y las anotó en un papel muy chiquito que escondió dentro de su cartuchera.

Lo curioso es que, al momento de la verdad, no necesitó consultar el papel porque recordaba exactamente lo que decía. Desde entonces, muchos utilizamos esa técnica siempre que no logramos memorizar algo importante. Eso sí, que el profesor no te atrape, porque difícilmente te crea que no pensabas copiarte.

4. Escucha música

Técnicas de estudio

Es habitual oír que para concentrarse hay que estar en silencio. Sin embargo, eso no necesariamente es cierto para todas las personas. Además, si vives en una ciudad, es difícil encontrar un momento de completo silencio.

Si eres una de esas personas que les cuesta concentrase en el completo silencio o quieres tapar los ruidos de la calle, lo mejor es poner una de estas playlists para relajarte y aprender.

5. Estudia en el extranjero

Técnicas de estudio

En la introducción de este artículo mencionamos la importancia de estudiar algo que te guste. Pues otro método interesante para aprender es optar por estudiar en el extranjero.

Tal vez no sea lo que esperabas al leer un artículo sobre técnicas de estudio, pero sin duda, cuando te falte la motivación o concentración, puedes inspirarte con los increíbles paisajes del destino que elijas. Además, no hay nada más refrescante que conocer un nuevo país.

¿Qué dices? ¿Te apetecería vivir en el extranjero? Nuestros amigos de GrowPro Experience ofrecen cursos países como Canadá, Australia, Nueva Zelanda y España. ¡Mira estas oportunidades!

6. Estudia en varias sesiones (y duerme entre ellas)

Hábitos para aprender más rápido

Según un estudio científico compartido por Psychology Today, repartir el tiempo de estudio beneficia el aprendizaje. Pero, además, debes asegurarte de dormir en el medio.

Se sabe que dormir ayuda a consolidar los conocimientos y recuerdos. Por eso, si has dormido luego de una sesión de estudio, cuando retomes los temas te resultarán mucho más fáciles que si lo hubieras estudiado todo de corrido.

7. Toma exámenes de prueba

Técnicas de estudio

Imagínate que te has anotado en un torneo de tenis, pero que no sabes a qué altura estará la red. ¿Cómo puedes entrenarte para algo así? Lo mismo ocurre con los exámenes.

Hoy, es posible encontrar en internet exámenes de cursadas anteriores, donde puedes ver qué tipo de preguntas hacen los profesores y anticipar lo que te encontrarás. No pierdas esa valiosa oportunidad que ofrece la tecnología.

8. Toma tus apuntes, a tu estilo

Técnicas de estudio

No hay una forma correcta de tomar apuntes. Hay personas que son más visuales y les sirve hacer dibujos, mientras que otras eligen volcar sus resúmenes en una tabla de Excel.

Si a ti te sirve clavar hojas en una pared y unirlas con hilos rojos, adelante, que nadie te detenga. Eso sí, si comienzas a sospechar de que la Tierra es plana, mejor prueba otras formas de tomar apuntes.

9. Entrena antes

Cómo estudiar mejor

Hay mañanas en que nos despertamos llenos de energía. Pero si no estás en uno de esos días y no puedes terminar de despertarte, aquí está la solución.

Hacer un poco de actividad física pondrá a tu organismo en movimiento, oxigenará tu cerebro y te dejará en perfectas condiciones para una buena sesión de estudio. Prueba alguna de estas rutinas de ejercicios para hacer en casa. ¡Luego nos agradeces!

10. Da clases sobre el tema

Técnicas de estudio

El último de nuestros métodos de estudio es preparar una clase sobre el tema que debas saber. No hay nada mejor para ordenar los conceptos, relacionar temas y asentar conocimientos.

Luego, da la clase a un público invisible o, mejor aún, pídele a un amigo o amiga que la oiga. ¿Conoces a la perfección todos los temas? ¿O quedó alguna «laguna» en tus conocimientos? Ahora lo sabrás.

Bueno, ya hemos terminado nuestro artículo sobre técnicas de estudio. Si conoces algún hábito o método que no hayamos mencionado, no olvides comentarlo. ¡Seguro hay alguien que lo necesita!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here