4 ventajas que ofrece la educación virtual | ¡Descubre cuáles son!

0
45
educacion virtual

Por la globalización, la educación virtual es cada vez más popular y ¡eso nos encanta! Los estudios a distancia te ahorran tiempo y dinero, además, como las fronteras geográficas no son un obstáculo, ¡estudias lo que quieras donde sea!

Desde casa, ¡puedes estudiar idiomas o profesionalizarte en escuelas del otro del mundo! Y, gracias a las plataformas tecnológicas y a los softwares de administración de aula basada en la nube, la educación online es más efectiva que nunca.

Ahora, si la idea de estudiar a distancia te genera dudas sobre su efectividad o facilidad, en este post te contamos 4 beneficios de la educación virtual. Además, te damos excelentes tips para que le saques todo el provecho a tu curso online. 

¡Empecemos!

Ventajas de la educación virtual

ventajas-de-la-educacion-virtual

Hay varias ventajas de la educación virtual. Una de ellas es asistir a clases en pijamas sin que nadie te mire raro, porque la comodidad ante todo, ¿no crees? Claro que estudiar a distancia tiene beneficios mucho más importantes que ese.

¿Quieres saber cuáles son? Pues dale al scroll y entérate.

1. Estudias mucho y gastas poco

Es triste, pero estudiar no es barato siempre. Sobre todo, cuando quieres hacer estudios en otro país. Ahora, imagina profesionalizarte en tu carrera soñada sin gastar mucho… Bien, ¡esto es posible gracias a la educación virtual!

Las escuelas y las universidades no gastan en mantenimiento de una planta física cuando ofrecen educación online. Gracias a ello, las matrículas son más baratas. Encima, te ahorras los materiales, porque son descargables.

2. Tienes un montón de opciones para escoger

Cuando de la educación online se trata, ¡el internet es un mundo lleno de opciones! Ya sea que quieras aprender inglés, hacer una licenciatura o especializarte en tu carrera, hay cursos de distinta duración y precios que puedes hacer.

Lo mejor es que ¡¡¡puedes conseguir un título internacional!!! Cada vez, más escuelas de todo el mundo ofertan cursos online de idiomas y profesionales impartidos por expertos en la materia. Y tienes acceso a ellos desde la comodidad de tu sofá.

Sí, tienes todos los beneficios de estudiar en el extranjero sin gastar un montón de dinero en un viaje a otro país. 

3. Estudias donde quieras

Esta historia es muy común. Sales de casa bañado y perfumado rumbo a la escuela. Hacen 40 °C y empiezas a derretirte como una vela. A los minutos, pasa el autobús, pero quedas atrapado en el tráfico, así que llegas tarde (y sudado) a tu clase.

Con la educación virtual, ¡eso no pasa! Puedes estudiar en tu habitación, en el parque de la esquina o en tu oficina. Lo único que necesitas es una conexión a internet decente para conectarte con tus compañeros.

4. Lo haces a tu propio ritmo

Si estudias y trabajas a la vez, sabes que tener una vida personal es un reto. Por un lado, tienes responsabilidades laborales. Por el otro, debes dedicarles tiempo a tus amigos, a tu familia y a tu pareja si la tienes.

Así, cualquiera se agota y hasta calvo queda, pero la flexibilidad es una de las ventajas de la educación virtual. No solo estudias donde quieras, sino a la hora que te convenga, ya que hay cursos con clases descargables.

O sea, puedes ver las lecciones camino al trabajo, en la ducha si tu móvil es a prueba de agua o antes de dormir, y repetirlas las veces que quieras. 

Cómo aprovechar al máximo tu educación virtual

consejos-para-sacarle-provecho-a-la-educacion-virtual

Ahora, ¡queremos que le saques el jugo a tus clases online y que explotes tu potencial! Por eso, te preparamos 6 tips para que tengas una educación virtual efectiva, divertida y 100 % productiva. Busca papel y lápiz, y ¡toma nota!

1. Organízate bien

Lo de estudiar a tu propio ritmo es muy cómodo, pero ¡requiere compromiso! Recuerda que es tu responsabilidad estar al día para terminar tu curso con éxito. ¿Cómo lograrlo y no morir en el intento? Empieza por:

  • Mantener un horario regular para que evites la procrastinación.
  • Marcar las fechas de entrega de tareas y de proyectos en un calendario.
  • Establecer objetivos a corto y a mediano plazo para que no te desmotives.
  • Tomar descansos cortos (5 a 10 min) entre cada lección para que no te satures.

2. Busca un espacio de estudio cómodo

Ojo, estudiar cómodo no significa hacerlo desde la cama, ¡podrías terminar dormido! Y te lo decimos, porque ya nos ha pasado… Nos referimos a que estudies en un espacio donde haya silencio y buena iluminación. 

Además, donde tengas una buena conexión a internet; ya sabes que eso es esencial para la educación virtual. Ah, y te recomendamos que compres una buena silla para que el dolor de espalda no te haga sentir de 80 años.

3. Encuentra tu técnica de estudio ideal

No todos aprenden de la misma forma, así que usa técnicas de estudio que funcionen para ti. Nosotros te recomendamos que grabes las clases si tu profesor no lo hace o si no son descargables; así, las ves cuando quieras. También:

  • Busca una playlist de música clásica para estudiar. Lo creas o no, esto es muy útil para evitar las distracciones.
  • Haz mapas mentales o conceptuales, y resúmenes. Así, tienes la información más importante al alcance de tu mano.
  • Toma apuntes que tú entiendas. Algunos prefieren anotar los aspectos más relevantes y otros hacer dibujos.
  • Lee en voz alta. Esta técnica de estudio nos ayuda mucho a retener información, así que pruébala, puede que te funcione.

4. Practica, practica, ¡practica!

Dicen los sabios que «la práctica hace al maestro» y no hay nada más cierto. De nada sirve que memorices un montón de teoría si no la aplicas en el mundo real. Y practicar lo que aprendes te ayuda a procesar mejor la información. 

Además, estudiar fuera de clases es divertido cuando eres creativo (¡y nos salió una rima!). Por ejemplo, si estudias inglés, escucha música o ve las series en su idioma original para que mejores tu pronunciación y tu oído.

5. Arma un grupo de estudios

Que tus compañeros de clases estén a kilómetros de distancia de ti no quiere decir que no puedan estudiar juntos. No es fácil por las diferencias horarias, es verdad, pero armar un grupo de estudio tiene sus beneficios: 

  1. Te vuelves más responsable. Estudiar en grupo te «obliga» a enfocarte y a cumplir con las horas de estudio por respeto a tus compañeros.
  2. Resuelves dudas y aclaras conceptos. Ya sea por el intercambio de información o porque tus compañeros tienen más claros los temas.
  3. ¡Te motivas! Cuando estás triste porque no alcanzas tus objetivos, tus compañeros no solo pueden ayudarte, sino darte ánimos también.
  4. Ahorras dinero. Si, por ejemplo, necesitan clases particulares, las lecciones grupales son mucho más baratas que las individuales.

6. ¡Prémiate!

Cuando estés desanimado o sin ganas de estudiar, ¡no te sientas tan culpable! A todos nos pasa seguido. La clave para combatir este problema es que, primero, fijes metas a corto plazo para que no te sientas sobrecargado.

Luego, ¡prémiate por cada meta que alcances! Por ejemplo, si terminas un capítulo de un libro, cómete un helado o juega con tu mascota. Las recompensas pueden ser grandes o pequeñas, es tu decisión, pero deben motivarte a avanzar.

Bien, ya conoces todas las ventajas de la educación virtual, así que ¿estás listo para dar el siguiente paso? O sea, inscribirte en uno de los miles de cursos online que hay en internet. ¡La falta de tiempo ya no es una excusa!

Apuesta por la educación virtual y, desde donde estés y con solo un clic, especialízate en las profesiones con más futuro. Luego, sácale jugo a tu potencial y llega tan lejos como un cohete de la NASA. ¡Nos leemos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here